Cómo la exposición a la luz solar podría influir en el peso de las personas

Cómo la exposición a la luz solar podría influir en el peso de las personas

luz solar

Un reciente estudio relaciona la exposición a la luz solar con el sueño y los tiempos circadianos, ambos determinantes en la regulación del peso. Lo que sugiere el estudio es que las personas que reciben gran cantidad de luz solar por las mañanas tienen índices de masa corporal más bajos. Pero no sólo se trata de cuanta luz recibes, sino del momento en que la recibes.

Así, los madrugadores tienden a ser más delgados que los noctámbulos. Es decir, cuanto más temprana sea la exposición a la luz solar durante el día, más delgado será el individuo. Y al contrario, cuanto más tardía sea esta exposición en el día, o cuanta menos luz se reciba, mayor será el índice de masa corporal de una persona y por tanto menos delgado.

El estudio ha sido dirigido por el doctor Phyllis Zee, director de centro para desordenes del sueño de la Northwestern University Feinberg School of Medicine de Chicago. Y una de las cosas que advierte es que el estudio tan sólo encontró una asociación entre la exposición a la luz temprana y el bajo índice de masa corporal, pero no una relación de causa-efecto. Vamos, que no están diciendo que si te lanzas a tomar baños de sol mañanero vayas a adelgazar.

Por otro lado, el estudio se realizó con 54 personas, lo cual parece un número bastante reducido como para sacar conclusiones precipitadas. Sin embargo si que han apuntado algunas recomendaciones.

Por ejemplo, recomiendan que, siempre que sea posible nos expongamos a la luz de la mañana, caminando hasta el trabajo. O que trabajemos cerca de una ventana que deje pasar la luz. Unos 20–30 minutos de exposición a la luz solar entre las 8 y las 12 de la mañana parece ser la dosis recomendada.

Una de las razones que podría explicar la diferencia entre la influencia de la luz de la mañana y la de la tarde sería la intensidad y la longitud de onda. Por las mañanas la luz tiene una longitud de onda más corta (luz azul). Y precisamente la luz azul se sabe que tiene un efecto más fuerte en los ritmos circadianos, incluyendo la supresión de la secreción nocturna de melatonina.

Foto por Arek Olek