Ruta teatralizada por el Barrio de las Letras madrileño


Imagen: bluebudgie en Pixabay

El Siglo de Oro español no se llamó así sólo porque España fuera la primera potencia militar del mundo sino también por la extraordinaria generación de artistas que alumbró, con nombres en todas las artes. De ellas es inevitable mencionar de la pintura (Velázquez, Murillo, Zurbarán, Ribera, Coello, Carreño de Miranda…) y la escultura (Berruguete, Gregorio Fernández, los Leoni, Juan de Mesa), e incluso la arquitectura (Herrera) o la música (Encina, Cabezón).

Pero hoy vamos a centrarnos en el aspecto literario porque acaba de inaugurarse una ruta teatralizada por el Barrio de las Letras madrileño, así llamado debido a que en eĺ vivían algunos de los poetas y escritores más insignes, no ya del momento sino de la historia de nuestra literatura. Con razón se lo conoce también como Barrio de las Musas.

Está en pleno centro urbano, entre la Carrera de San Jerónimo, la Calle de Atocha, el Paseo del Prado y la Calle de la Cruz, como límites cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste respectivamente). Una amalgama de casas y callejuelas que, pese a tener hoy un aspecto diferente al de entonces (por suerte, ya que Madrid era una de las ciudades más sucias e inseguras de Europa), aún conserva en pie algunos edificios de referencia, junto a los que se alzan otros monumentos sobre el tema.

El encanto es, pues, innegable, especialmente para los aficionados a la lectura o la Historia, pero también para los curiosos que quieran visitar el barrio de una forma original, atractiva y entretenida. Porque no me negarán que prefieren ser guiados en el itinerario por nada menos que Lope de Vega, Calderón de la Barca o Quevedo. Y durante el recorrido ir encontrándose con otros como el mismísimo capitán Alatriste.

Pues ello es posible un sábado al mes gracias a esa ruta teatralizada que interpretan guías caracterizados y guioniza el escritor actual Arturo Pérez-Reverte, siguiendo un encargo de la Real Academia Española (como otra de las actividades de su tercer centenario, cumplido en 2013) y la Comunidad de Madrid.

Para disfrutarla hay que inscribirse enviando días antes un correo electrónico con la fecha deseada a la Casa Museo de Lope de Vega (calle Cervantes 11), punto de partida de un itinerario que lleva a conocer viviendas de los protagonistas, como la de Góngora y Quevedo (de la que sólo queda una placa indicativa), la de Cervantes (lo mismo), la de Marta de Nevares (amante de Lope) o la de Micaela Luján (otra amante; es que no paraba el tío).

También otros lugares: unos civiles, como los corrales de comedias del Príncipe y la Cruz (uno de ellos reconvertido en el actual Teatro Español, el otro demolido), el Mentidero de Representantes (punto de reunión para cotillear), la imprenta de Juan de la Cuesta (sólo placa) o el Prado Viejo de Atocha (hoy paseo); y otros religiosos, como el Convento de las Trinitarias Descalzas (donde se supone que está enterrado Cervantes), la iglesia de San Sebastián (donde yace Lope) o la Parroquia de Jesús de Medinaceli (aunque del original sólo queda la talla del Cristo).

Así que ya saben, déjense asombrar vuesas mercedes y además sin soltar un maravedí, pues trátase de una diversión de libre entrada.

Más información: Comunidad de Madrid