Una aplicación móvil para aparcar sin necesidad de conductor


Muchas películas de ciencia ficción se imaginaron un futuro lleno de coches voladores surcando los cielos. La verdad es que esa idea siempre me ha gustado aunque de momento este tipo de vehículos se quedarán en las películas porque parece que la tecnología automovilística va más encaminada hacia los coches sin conductores.

Y es que la automatización de vehículos va desarrollándose poco a poco pero con paso firme. Ya hemos visto las demostraciones de Google y su Google Driverless Car, pero hasta la llegada de un coche completamente autónomo muchas compañías han incorporado a sus vehículos diferentes tecnologías para facilitar su uso. Una de las que suele dar más quebraderos de cabeza es el estacionamiento, por eso BOSCH ha desarrollado una aplicación para el móvil que permite aparcar sin necesidad de conductor.

No es una pionera, ya se habían visto tecnologías similares en algunos vehículos, sin embargo, es la primera vez que se puede aparcar automáticamente desde un smartphone y sin necesidad de estar dentro del coche. La aplicación se llama Automatic Parking Assistant y puede ser activada por el conductor desde su smartphone, simplemente pulsando la pantalla, la aplicación se comunicará con el automóvil y éste se pondrá a acelerar, frenar y girar hasta que este correctamente estacionado.

Cómodo, ¿verdad? Pero existen algunos inconvenientes, el primer problema es que el coche debe disponer de una conexión a Internet vía Wi-Fi, con lo que muchos de los coches no podrán disponer de esta tecnología. Por esa razón BOSCH está entablando conversaciones con diferentes compañías de automóviles para poder incorporar su sistema en los nuevos coches que salgan al mercado en 2016.

Para lograr que el vehículo no acabe destrozado el sistema cuenta con 12 sensores de ultrasonidos y cámaras de vídeo incorporadas al vehículo. Además debes guardar en la aplicación la información del coche que está utilizando, como por ejemplo el modelo o las dimensiones.

Y aunque esta idea del fabricante alemán es buena, están planeando crear una segunda versión todavía mejor. Y es que esperan conseguir una aplicación donde el conductor, una vez entrado en un parquin podría bajarse del coche, activar la aplicación y el sistema tomará el control del volante, los cambios de marcha y los pedales y sin intervención humana alguna encontrar un aparcamiento por sí solo.

Vía: BOSCH