Categorías
Destinos Eventos

Auroras boreales y trineos de perros en Noruega


2014 parece un año hecho a la medida de Noruega. El país escandinavo va a vivir una celebración casi continua, con un montón de eventos variados, entre ellos el bicentenario de su Grunnloven o constitución el 17 de mayo.

No voy a escribir aquí una relación de todo pero, dado que aún estamos en invierno, sí reseñaré algunas cosas típicas para esta estación. Al fin y al cabo, quien viaja a Noruega no va buscando sol y playa, sino paisajes, naturaleza, nieve, fiordos y auroras boreales.

El mes que se avecina empezará Finnmarkslopet, la carrera de trineos tirados por perros más larga de Europa. Se celebra desde 1981 con dos modalidades: FL-500, cuyo recorrido es de quinientos kilómetros por las montañas de la Laponia Noruega y FL-1000, con un millar de kilómetros que alcanza Kirkenes, famosa por su safari en busca del cangrejo real.

Ambas parten de Sorrisniva, cerca de Alta, el próximo 8 de marzo hasta el día 15. Una semana en la que los más ciento setenta participantes (entre ellos los españoles Miguel Ángel Martínez y Marçal Rocias Palau) deben superar cualquier situación adversa o cambio metereológico con que el Norte de Noruega suele sorprender; eso sí, durante la noche les acompañarán las mágicas auroras boreales, todo un espectáculo natural que rebaja tensión a la competición.

Por cierto, respecto a éstas parece ser que 2014 va a ser uno de los mejores años para contemplarlas, siguiendo la estela del anterior. Al menos eso aseguran los científicos de la NASA, basándose en que el Sol está en uno de sus ciclos de mayor actividad de la década. Entre octubre y marzo son los mejores meses, así que ya saben los interesados. Los sitios más recomendados para ello: Tromsø, Alta, Svalbard, Finnmark y las Islas Lofoten.

Precisamente desde algunos de ellos se pueden hacer excursiones para verlas en trineos de perros, pues en el norte de la Escandinavia noruega son un medio de transporte habitual -a veces tirados también por caballos o renos- cuando hay nieve. Tanto, que sus aeropuertos ya los han adoptado como taxis. La empresa Kirkenes Snowhotel es la encargada del servicio, que permite el traslado de pasajeros desde la terminal hasta el hotel.

Cada trineo tiene capacidad para dos personas, a las que se facilitan trajes térmicos. O sea, que se pasará algo de frío -se supone que ya lo asume quien viaje allí en estas fechas-, pero a cambio de una experiencia única.

Más información: Finnmarkslopet y Visitnorway

Fotos: Visit Norway Facebook