Categorías
Libros

Oyster: todos los libros que puedas leer por una cuota mensual


Estos días está siendo muy comentado el modelo de negocio iniciado por Oyster, un servicio de préstamo de ebooks (de momento sólo disponible en Estados Unidos) que adapta a la lectura el mismo modelo de suscripción empleado en la música por Spotify o Rdio.

Por una cuota mensual de 9,95 dólares puedes leer todos los libros que quieras o puedas. Para ello disponen de un software de lectura propio que se puede usar en la web, o en dispositivos iOS. Tanto online como offline. La aplicación para iPhone e iPad tiene, además, un diseño tan fantástico que creo me compraría una suscripción solo por poder usarla.

Ahora mismo dicen tener unos 100.000 libros en catálogo. Lo cual es una buena cifra, pero ciertamente limitada en algunas materias. Aun así, habría que ver el equilibrio del catálogo entre novedades, best-sellers, clásicos…Precisamente se puede curiosear un poco en la biblioteca aun sin tener cuenta, y lo que he visto me ha parecido muy interesante. Por lo menos para merecer esos casi diez dólares mensuales, siempre que seas un lector ávido y voraz.

También cuenta con funciones de recomendación, basadas en tus lecturas anteriores, que se pueden consultar dentro de la propia app. Algo así como una mezcla de las recomendaciones de Amazon con las de Goodreads, y que tiene la ventaja de que en este caso está perfectamente integrada con el propio lector.

A imitación de redes sociales de lectores como Goodreads, Oyster también permite seguir a otros usuarios, ver lo que están leyendo y lo que recomiendan.

Al igual que hacen en Rdio con la música creando listas de recomendaciones, Oyster también crea/cura playlists de libros que puedes seguir. Suena bastante bien. Incluso algunas de las listas tienen su puntillo humorístico. Por ejemplo, hay una que se titula Oprah-Approved (esto es, libros aprobados por Oprah Winfrey).

Por desgracia tal y como está en nuestro país el negocio de los libros, vamos a tardar bastante en ver aquí algo como Oyster. A menos que las cosas cambien, claro.