España es el primer país cuya principal fuente de energía es la eólica


Ultimamente la marca España no está teniendo sus mejores momentos, todos conocemos las causas. Sin embargo es gratificante ver que nuestro país es el primero del mundo en algo, y no me estoy refiriendo al fútbol, sino a algo que creo más interesante.

Y es que el año pasado España se convirtió en el primer país del mundo cuya principal producción y consumo energético procede de energías renovables, concretamente energía de producción eólica. En total, España obtuvo su energía de fuentes renovables en un 42,4 por ciento. Siendo la energía eólica nuestra principal fuente de suministro (20,9 por ciento).

En segundo lugar estaría la energía nuclear (20,8 por ciento), el carbón (14,6 por ciento), la hidroeléctrica ( 14,4 por ciento), ciclo combinado (9,6 por ciento) y solar (3,1 por ciento).

Ningún otro país consiguió llegar a ese porcentaje de energías renovables, manteniendose en niveles muy bajos. Sin embargo España experimento un incremento del 10,5 por ciento en este tipo de energías limpias.

Claro que hay que tener en cuenta que las plantas nucleares produjeron más energía que la eólica, pero dado que requieren autoconsumo para funcionar, al final contribuyeron con menos al total.

Los datos proceden del informe elaborado por Red Eléctrica de España (REE). Y apuntan también que el total de energía producida por las plantas eólicas supuso unos 54.478 GWh, suficiente para mantener el suministro a 15,5 millones de hogares, esto es, casi un 90 por ciento del total.

Los meses más productivos en este sentido fueron enero, febrero, marzo y noviembre, precisamente en los que más sopló en viento. Y es que no sólo es buena para el medio ambiente, cuanta más producción eólica, menos nos cuesta la electricidad.

Early December, the wind barely blew due to the high pressure over Spain, and this was one reason for the sharp rise in the electricity market prices, which reached 112 euros/MWh high. However, due to the strong winds that brought the explosive cyclogenesis of Christmas Eve and Christmas Day, the market price dropped to 9.18 and 5.42 euros/MWh, respectively. These wind energy records happened while installed power hardly increased.

No obstante, tampoco es para tirar cohetes, porque tal y como están las cosas en cuestión de regulación, la energía eólica no parece ser demasiado atractiva a los inversores.

Foto por petter palander