Estados Unidos quiere crear un Parque Nacional en la Luna

apollo-12-flag-shadow-2

El pasado mes de julio la representante del Partido Demócrata por Maryland, Donna Edwards, en nombre de varios legisladores norteamericanos propuso la creación de un Parque Nacional Histórico en la Luna. Concretamente el parque incluiría los lugares de alunizaje de las misiones Apollo con el fin de preservarlos para la posteridad.

En la propuesta se afirma que incluso el Apollo Lunar Landing Sites National Park, que es como se llamaría, debería formar parte del sistema de parques nacionales de los Estados Unidos. Esto en principio violaria el tratado de las Naciones Unidas que establece que ningún país puede poseer territorio en el satélite terrestre o en cualquier otro cuerpo celeste. Un tratado que ratificaron los Estados Unidos junto con muchos otros países.

Pero no solo se pretende preservar los lugares, sino también cualquier artefacto relacionado con las misiones lunares que haya podido quedar diseminado por la superficie, lo que en realidad incluiría un buen número de territorios, y no sólo los lugares concretos de alunizaje. Entre los sitios considerados estaría, por ejemplo, el crater de 30 metros creado por el impacto del Saturn IVB de la misión Apollo 13 al norte del Mare Cognitum.

Curiosamente entre las cosas que dice la propuesta es que la administración de dicho parque recaería en el Secretario de Interior y la NASA, que deberían gestionar, entre otras cosas, el acceso a los sitios incluidos en el parque nacional.

Y para que parezca que en realidad no se están apropiando de la Luna, la proposición también incluye una petición a la UNESCO para que el parque sea declarado Patrimonio de la Humanidad.

De momento parece que desde que fuera presentada al comité correspondiente del Congreso, la proposición está en punto muerto. De hecho, en govtrack se puede ver que las posibilidades de que sea aceptada están por debajo del 25 por ciento en estos momentos.

Y además ya hay una propuesta alternativa por parte de Henry Hertzfeld y Scott Pace, de la Universidad de Washington, que evitaría romper el tratado de la ONU. Básicamente se trataría de poner de acuerdo a todos los países para que ninguno destroce los sitios significativos de los demás. Mucho más razonable, no?

Foto por h.koppdelaney