Categorías
Cultura

Abre la primera biblioteca pública sin libros de Estados Unidos


En la localidad de San Antonio, Texas, abrió la primera biblioteca de los Estados Unidos que no tiene libros. Ni rastro de ellos. No tiene siquiera estanterías ni archivadores. Sólo ordenadores y mesas con grandes pantallas en las paredes.

Cualquiera podría confundirla con un Apple Store, porque además todos los equipos son iMacs de última generación, y el diseño interior es minimalista y funcional, igual que las tiendas de Apple.

Evidentemente se trata de una biblioteca digital, situada en el condado de Bexar de la localidad tejana. Ya su propio nombre da pistas de lo que nos podemos encontrar dentro: BiblioTech.

Promovida por el juez Nelson Wolff, se trata de la primera biblioteca digital pública de todo el país. Curiosamente el propio Wolff es un ávido coleccionista de libros raros y primeras ediciones. Pero se decidió por crear una biblioteca sin libros porque, según afirma, de ese modo se evita tener que realizar todo el proceso físico de catalogación y clasificación de los libros. Y además sale más barato, porque se necesitan menos trabajadores y menos espacio.

La biblioteca cuenta con un servicio de alquiler de lectores de libros digitales, y permite la descarga de libros desde cualquier lugar de la ciudad. También hay un espacio dedicado a los niños, lleno de tablets, para que los más pequeños puedan iniciarse en el mundo digital.

Claro que también ha tenido muchas críticas, sobre todo de lectores de libros tradicionales. Pero en una ciudad donde el 63 por ciento de la población es de origen latino y más de la mitad no tiene acceso a internet en sus hogares, parece una buena iniciativa.