Categorías
Ciencia

Premios Ig Nobel, la alternativa divertida a los Nobel


De la misma forma que hace tiempo que, como parodia de los Oscar de Hollywood, se crearon los premios Razzie para destacar lo peor del año, cinematográficamente hablando, a los Nobel también les ha salido un reverso tenebroso tan divertido como inaudito: los Ig Nobel.

Son una parodia que organiza desde 1991 la revista de humor científico AIR (Annals of Improbable Research) dirigida por Marc Abrahams bajo el lema «Hacer reir y después pensar» y de la que forman parte premiados con el verdadero Nobel. El objetivo es celebrar lo inusual, honrar lo imaginativo y estimular el interés de todos por la ciencia, galardonando proyectos científicos que hay que ver para creer por absurdos o surrealistas.

Lo gracioso es que son proyectos reales y, de hecho, alguna vez se ha llevado premio algún distinguido posteriormente con el Nobel. En muchos casos, la razón por la que se concede es un descubrimiento secundario e inesperado de lo que se estaba investigando, abriendo así el abanico de posibilidades respecto a los primeros tiempos, en que se premiaba aquellos esperimentos «que no podían, o no debían, ser reproducidos».

Los ejemplos parecen obra de la imaginación de un guionista de serie Z pero son reales. En el año 2000, el ruso Andrei Geim se llevó un Ig Nobel por aplicar un rayo magnético a una rana viva para hacerla levitar, pero ese mismo científico ganó el Nobel de Física diez años después por descubrir el grafeno. Asimismo, un estudio premiado en 2006 demostraba que el mosquito Anofeles, el que transmite la malaria, se siente atraído por el olor de un queso belga que confunde con el de los pies humanos, por lo que en muchos sitios de África ponen dicho queso (el Limburger, por si quieren probarlo) para atraer a los insectos y matarlos. También son antológicos el que decía que los agujeros negros podían ser la localización del Infierno o el que demostraba que la presencia de humanos excita sexualmente a los avestruces.

Los Ig Nobel se entregan en octubre, poco antes de que lo hagan los Nobel buenos, aunque se anuncian los ganadores en septiembre en un acto multitudinario ante miles de espectadores. Todos ellos asisten a un divertido espectáculo retransmitido on line y participan lanzando aviones de papel; también es tradicional la presencia de una niña, Miss Sweety Poo, que grita que acaben pronto porque se aburre.

Los galardones de 2013 se comunicaron la semana pasada en el escenario habitual, el Sanders Theatre de la Universidad de Harvard. Éstos fueron los descubrimientos vencedores en las las diez categorías oficiales y sus autores:

-Arqueología: cocer una musaraña muerta, comérsela y examinar después las heces para ver qué huesos se disuelven mejor en nuestro sistema digestivo (Brian Crandall y Peter Stahl).

-Biología-Astronomía: cuando los escarabajos peloteros se pierden hallan el camino a casa mirando la Vía Láctea (Marie Dacke, Emily Baird, Eric Warrant, Marcus Byrne y Clarke Scholtz).

-Probabilidad: cuanto más tiempo permanezca tumbada una vaca más probable es su incorporación y una vez levantada es difícil calcular cuándo volverá a tumbarse (Bert Tolkamp Marie Haskel, Fritha Langford, David Roberts y Colin Morgan).

-Física: algunas personas podrían correr sobre la superficie de un estanque si estuviera en la Luna (A. Miretti).

-Fisiología: los borrachos se creen atractivos (aurent Bègue, Oulmann Zerhouni, Baptiste Subra, Medhi Ourabah y Brad Bushman).

-Seguridad-Ingeniería: sistema antisecuestros aéreos basado en hacer caer al secuestrador a la bodega por una trampilla para luego empaquetarlo mecánicamente y lanzarlo al vacío en paracaídas al punto convenido con la policía (Gustano Pizzo).

-Medicina: efectos de la música de ópera en ratones con el corazón transplantado (Masateru Uchiyama, Gi Zhang, Toshihito Hirai, Atsushi Amano, Hisashi Hashuda, Xiangyuan Jin y Masanori Niimi).

-Paz: lo ganaron el presidente de Bielorrusia y su policía por prohibir los aplausos en público y arrestar a un ciudadano que desobedeció (Alexander Lukashenko).

-Química: descubrimiento de la enzima que hace llorar con las cebollas (Shinsuke Imai, Nobuaki Tsuge, Muneaki Tomotake, Yoshiaki Nagatome, Hidehiko Kumgai y Toshiyuki Nagata).

-Salud Pública: el tratamiento quirúrgico de amputaciones de pene en Siam resulta insuficiente cuando el miembro haya sido devorado parcialmente por un pato (Kasian Bhanganada, Tu Chayavatana, Chumporn Pongnumkul, Anunt Tonmukayakul, Piyasakol Sakolsatayadorn, Krit Komaratal y Henry Wilde).

Más información: Improbable Research