Categorías
Diseño

Se busca inversor para fabricar una bicicleta de cartón


Cuando yo era pequeño vivía en un tercer piso en pleno centro urbano. Como todos los niños, estuve dando la paliza para que me comnpraran una bicicleta hasta que un día, por fin, lo conseguí. Pero en aquellos tiempos las bicis eran de hierro y pesaban cosa fina. Subir y bajar el artilugio desde casa hasta la calle y viceversa cada vez que decidía pedalear un rato terminaba siendo extenuante, especialmente porque no había ascensor.

Aligerar el peso de las bicicletas ha sido una constante de los fabricantes. Con el tiempo las hicieron de aluminio y después de fibra de carbono. Aquí en la Brújula incluso hemos visto algunas de bambú. Pero ahora hay un nuevo material que supera a todos los demás en liviandad: el cartón.

La idea corresponde a un ingeniero israelí llamado Izhar Gafni, al que se le encendió una bombilla en la mente cuando vio una canoa de cartón. A pesar de las opiniones en contra de quienes decían que eso era imposible, Gafni se puso manos a la obra y fabricó un prototipo con cartón, plástico y goma, todos ellos materiales reciclados. El nombre no es muy original pero sí descriptivo: Carboard Bike.

Sé lo que se están preguntando y la respuesta es no: la bici no se hunde por el peso del usuario porque puede soportar hasta 136 kilogramos. Y también es negativa la contestación a su presunta endeblez ante las condiciones ambientales externas: la recubre una capa especial que le permite resistir no sólo la lluvia y el aire sino incluso el fuego.

La cosa parece tan prometedora que Gafni pretende iniciar una fabricación empresarial, a gran escala, para conseguir que a las prestaciones en peso y ssotenibilidad se les una un precio asequible. Y es hacer la Carborad Bike artesanalmente obliga a venderla al público por 220 euros, cuando el objetivo es que se sitúe entre 45 y 79, según el tamaño y equipamiento que lleve. Máxime teniendo en cuenta que una de las aspiraciones de Gafni es surtir al Tercer Mundo, donde se usa mucho este sistema de transporte y los medios son limitados.

Para ello ha iniciado una de esas campañas tipo selfmade man a través de Indiegogo, una crowdfunding que ya ha demostrado su eficacia en ese tipo de iniciativas, con la que intenta reunir 2 millones de dólares a base de donaciones; quienes aporten un mínimo de 220 euros recibbirán una Carboard Bike a cambio, aunque se puede dar mucho más dinero. Al parecer ya lleva entregadas 49 bicis.

La empresa ya está montada. Se llama Carboard Technologies y no tiene intención de limitarse a las bicicletas, puesto que el invento puede aplicarse a otros objetos similares. De hecho, ya están trabajando en el diseño de sillas de ruedas y coches de bebé.

Vía: PSFK

Más información: Indiegogo