Henry Hargreaves fotografía las extravagantes peticiones de los cantantes en sus conciertos

Henry Hargreaves fotografía las extravagantes peticiones de los cantantes en sus conciertos

Henry-Hargreaves

Ya es verano, y en estos meses de calor y buen tiempo es cuando se se celebran más festivales de música. A ellos acuden bandas y cantantes de todos los tipos y estilos, pero siempre con algo en común, las excéntricas peticiones que realizan a la organización.

Aunque puedan parecer una locura, y algunas lo son, este tipo de peticiones están negociadas y habladas de antemano y se conocen como riders. Se tratan de un acuerdo establecido entre la banda o el músico y la organización donde se resume todas las peticiones del artista. Normalmente suelen saltar como noticia las más extrañas, pero en estos contratos se incluyen tanto la configuración del equipo en el escenario, la forma de organizar el camerino, vestuario o la comida y bebida que debe estar en el backstage.

El fotógrafo Henry Hargreaves se ha inspirado en las peticiones de algunos de estos artistas famosos para desarrollar esta serie de fotografías conocidas como Band Riders. A pesar de que las considera bastante ridículas, cree que las extravagantes demandas pueden expresar aspectos de la personalidad de los artistas. El estilo se asemeja a los bodegones flamencos, y en ella captura las demandas de artistas como Frank Sinatra, Beyoncé, Foo Fighters o Prince entre otros.

Viendo las fotos lo que parece claro es que cuanto más grande es el artista, más extrañas son las cosas que piden. Algunos ejemplos no sorprenden, ya que por ejemplo es bien conocida la afición a la bebida de La Voz, pero si que sorprende la cantidad ya que exige botellas de Absolute, Jack Daniels, Chivas Regal, Courvoisier, Beefeater, vino blanco y vino tinto. Eso sí, para no beber con el estomago vacío, pide veinticuatro camarones de tamaño gigante y pastillas para la tos.

Otros ejemplos son extraños como la foto de Lady Di que exige Britney Spears, o inquitiantes como las dos bolsas de almidón de maíz de Nine Inch Nails. Y si pensabas que Marilyn Manson por su imagen controvertida pediría alguna locura, nada más lejos de la realidad, únicamente un bol de ositos de gominola.

Puedes pensar que muchas peticiones son poco razonables, o que lo utilizan como forma de promoción. Pero realmente el objetivo de estas extrañas peticiones tiene una explicación, y de ejemplo nos sirve uno de los más famosos riders de la historia del rock, y es en el que Van Halen exige un plato de M&Ms donde se hayan quitado todos los de color marrón, extraño, ¿verdad?

La razón es que así comprueban que la organización haya prestado atención a los detalles. Y si no no tienen el plato o hay M&Ms marrones, la banda empieza a sospechar que otros aspectos del espectáculo hayan sufrido el mismo desinterés, como el sonido o la seguridad.

Os recomiendo que os paséis por su página y recorráis la galería para conocer alguna más de las peculiaridades de los artistas. Por cierto, no es la primera exposición sobre comida y bebida que Hargreaves ha realizado, ya que también realizó una exposición sobre la última cena de los reclusos condenados a muerte en los Estados Unidos.

Sitio Oficial: Henry Hargreaves