Categorías
Vuelos y aeropuertos

Spring Airlines vestirá a sus tripulantes de mayordomos y sirvientas


No hace mucho hubo cierta polémica porque las azafatas de cierta aerolínea española se quejaban de sus uniformes. Creo recordar que era porque la dirección no les daba opción a usar pantalón en vez de falda. La cuestión puede ser una buena muestra de las diferencias que se dan por países en éstas y otras cuestiones y, como siempre, las quejas de aquí serían las aspiraciones de otros lugares.

Explico esto porque estos días ha sido noticia el inaudito diseño de los uniformes que la compañía china Spring Airlines ha establecido para sus tripulaciones. Si cogen un catálogo de una tienda de disfraces para Carnaval o de vestuario fetichista porno no encontrarán demasiada diferencia. Los y las tripulantes visten de mayordomo y sirvienta en el sentido más estereotipado de estos términos: ellos con pantalón y chaleco negro sobre camisa blanca más un mandil también oscuro; ellas con un concepto similar pero sustituyendo el pantalón por minifalda de amplio vuelo, más una cofia, pajarita y mandil blanco.

La impresión, a primera vista, es que se trata del personal de un parque temático japonés dedicado al manga. Tiene un toque de humor y desfachatez al mismo tiempo, pero es que al parecer se trata de eso, de un programa de vuelos temáticos, por lo que se supone que en el futuro habrá más modelos (y más sorprendentes, si cabe).

Hasta ahora estábamos acostumbrados a asistir a las variaciones que la moda iba imponiendo sobre los uniformes de las azafatas, desde aquellos lejanos inicios con aire militar a los cascos de hípica de los años setenta, pasando por las rarezas futuristas que el propio Kubrick mostró en 2011, una odisea del espacio. Pero últimamente la cosa ha entrado en una dinámica algo alocada.

No aquí pero sí en Asia, porque no sólo es Spring Airlines: otras compañías también han hecho su aportación al estrambote, como Nok Air, que en una ocasión vistió a sus empleadas con biquinis y minishorts. Y no se limita al vestuario, si recuerdan el post del mes pasado sobre azafatas que hacían la demostración de seguridad bailando.

En el caso de la aerolínea china, llevaba un tiempo embarcada en el intento de aumentar su clientela a través de Facebook hasta que cambió de estrategia. No es su única ocurrencia estrafalaria, puesto que en 2009 ya propuso la idea de que los viajeros volaran de pie, como en el metro. En fin, reconozco que me resulta divertido. ¿Por qué no si existen Hello Kitty Airlines o, extrapolando las cosas, el poder casarse disfrazado de Elvis en Las Vegas?