Un Halcón Milenario de medio centímetro

Un Halcón Milenario de medio centímetro

Halcon milenario medio centimetro

No descubro nada nuevo si digo que Star Wars es una fuente inagotable de merchandising y friquismo de todo tipo y pelaje: juguetes, clubs de fans, disfraces, tatuajes, libros autorizados y sin autorizar, los desfiles de la Legión 501… El reciente anuncio de que se proyecta un nuevo film de la saga con los protagonistas de A new hope (la que aquí se tituló La guerra de las galaxias) no hará sino incentivar el asunto.

En todo ello hay que incluir a los artistas, que han encontrado en Star Wars temas para sus distintas y variopintas especialidades. Una de ellas es el trabajo del papel, bien en versión papiroflexia, bien en versión origami. Y si no que le pregunten a David Canavese: frente a la tendencia a las grandes esculturas que parece imponerse en el mundo actual, él ha seguido la dirección opuesta.

Vean, vean la foto. Todos reconocerán al Halcón milenario… como también identificarán la superficie sobre la que se muestra. Un dedo, sí, con lo que pueden deducir las medida de la pieza: poco más de un centímetro (1,27 para ser exactos). A pesar de lo cual fue un trabajo que requirió ocho horas de paciencia, pulso, esfuerzo visual (con ayuda de una lupa) y esforzado espíritu jedi. ¡Y hace planos previos!

La maqueta, si es que se puede llamar así aunque sea minúscula, es de papel y cada una de sus casi microscópicas pero identificables partes, están pegadas con simple pegamento. ¿Parece difícil? Lo es pero Canavese ya tiene experiencia porque no es la primera obra de ese tipo que hace; otras naves de las películas de Star Wars ya fueron materializadas con anterioridad y a escalas similares. Una de ellas, el Blockkade runner, que mide 5,5 centímetros, le llevó una semana entera.

David Canavese es artista profesional, escultor afincado en San José, California, que ya ha ganado algunos premios y realizado exposiciones. En realidad, estos trabajos en papel sólo son una parte de su amplia producción que extiende a otros temas, materiales y tamaños. Con el mundo aeronáutico de La guerra de las galaxias empezó de forma más bien espontánea en 2007, haciendo un crucero imperial, y después fue añadiendo más naves, entre ellas un divertido AT-AT. Pero el Halcón es su obra más pequeña.

Y como todo artista que se precie, Canavese no trabaja gratis. Toda su flota está en venta y se puede comprar a través de su web. Lo que no sé es a cuanto se cotiza su obra.

Más información: OtherLife

Vía: Geekologie