Categorías
Sitios Oficiales

El parque temático de Harry Potter en Londres


No soy especialmente fan de Harry Potter pero tampoco me desagrada y considero justo reconocer el tirón que tienen tanto los libros como las películas. Sin olvidar que a J.K. Rowling le dieron el Premio Príncipe de Asturias, aunque no fuera de Artes y Literatura sino de Concordia. Lo que sí me atrae es el mundillo cinematográfico y por eso cualquier parque temático ad hoc siempre tendrá un hueco en mi agenda turística. Y resulta que en Londres se juntan ambas cosas.

Estaba claro que había que explotar ese filón, de ahí que desde muy temprano se realizaran tours de Harry Potter por la capital británica y que al final abrieran los estudios Leavesden al público convertidos en eso, un parque regido por Warner que en realidad no fue el primero, pues tal honor correspondió a Orlando (EEUU).

El lugar, que abrió en 2012, se llama Warner Bros. Studio Tour London y se halla en Wattford, sobre lo que antes era un aeródromo. No tiene la montaña rusa de Florida pero seguramente a los visitantes no les importará; especialmente a los aficionados a las andanzas del joven mago, porque a cambio ofrece varias salas llenas de piezas procedentes de atrezzo de las películas: trajes, máscaras, prótesis de látex, varitas mágicas, escobas voladoras (incluyendo la famosa Nimbus 2000), la moto de Hagrid, etc.

Impresionan aún más, incluso sin los añadidos digitales lucidos en las películas, los espléndidos decorados que ambientaron algunas escenas de rodaje. Entre otros están el Gran Salón, el despacho de Dumbledore, el callejón Diagon con la tienda de varitas o el banco de magos, la sala común de Gryffindor y, sobre todo, al final del recorrido, la gigantesca maqueta de 15 metros de diámetro a escala 1:24 utilizada para recrear los planos generales de Hogwarts.

En total son 14.000 metros cuadrados en los que se invirtieron 115 millones de euros que se esperan amortizar, dado que tienen capacidad para recibir 5.000 visitas al día. Y eso que duran entre 3 y 4 horas, según cada uno, pues no son guiadas. Eso sí, es necesario comprar la entrada on line porque se concede para un día y hora concretos. Por cierto, conviene reservar con antelación porque hay días que se llena, especialmente en horario de media mañana.

En cuanto a los precios, están en la media de muchas atracciones privadas inglesas. Cuesta 29 libras, que son 21,50 para niños de 5 a 15 años (menores de 5 gratis, pero ojo, que también necesitan entrada). Los tickets familiares 82 adultos más 2 niños o un adulto más 3 niños) salen por 85 libras.

Para llegar hay que desplazarse unos 30 kilómetros al norte de Londres, no lejos del aeropuerto de Luton. Hay transportes públicos variados: en tren se puede ir directamente cada 10 minutos desde las estaciones de London Euston y Birmingham New Street hasta la de Watford Junction, donde se coge un autobús hasta el parque. También hay un bus desde Londres con tres salidas diarias desde la oficina de Golden Tours, socio preferente del parque, situada en la zona de Victoria, en el centro de la ciudad: a las 8:00, 11:00 y 14:00. Quien prefiera ir por su cuenta en coche ha de hacerlo por las autopistas M1 y M25, esta última con indicaciones para llegar.

Más información y venta de entradas: Warner Bros, Studio Tour London