Valencia: escapada a La Albufera

Valencia: escapada a La Albufera

6981918042_81ab9df5b3_c

Uno de los tesoros escondidos de Valencia se encuentra fuera del casco urbano. A escasos 10 kilómetros de la ciudad, puedes visitar el parque natural de la Albufera, un oasis en el que alejarte del mundanal ruido y sumergirte en la belleza de sus paisajes, auténticas imágenes de postal.
Para llegar, puedes coger el autobús turístico que sale de la Plaza de la Reina, junto al campanario de la Catedral, que incluye un recorrido guiado de 2 horas y un paseo en barca. Pero si prefieres ir por tu cuenta, tendrás que coger, desde la Ciudad de las Artes y las Ciencias, la Autopista del Saler y seguir la CV-500, en dirección a Sueca. En pocos minutos, llegarás al parque. De incalculable valor ecológico, estos terrenos, que afectan a varios municipios, tienen una extensión de 21.0000 hectáreas, en las que conviven algunas especies únicas de aves.

La Laguna

Probablemente, el mayor atractivo de la Albufera sea su espectacular laguna, la mayor de España. Si te apetece puedes alquilar una de las tradicionales embarcaciones de perchas y disfrutar de todo el esplendor del atardecer desde el agua.

La Dehesa

El conjunto de dunas que separan la laguna del mar es conocido como la Dehesa del Saler y constituye uno de los fenómenos litorales más atractivos del país. Entre sus pinares, podrás disfrutar de una jornada de playa diferente, en la playa de la Devesa.

Las barracas

La casa tradicional de Valencia responde al nombre de barraca y aún quedan algunos ejemplares en pie dentro del parque. La Casa de la Demanà es originaria del s. XVIII y, aunque ha sufrido alguna remodelación, aún conserva sus características verjas.
No hay que olvidar que en esta zona es donde se origina la famosa paella. Siendo la Albufera zona de arrozales, no es de extrañar que partiera de aquí la utilización del arroz como ingrediente indispensable de la dieta valenciana. En cualquiera de los pequeños pueblos que rodean a la laguna, puedes probar la elaboración más tradicional de la paella o deliciosas alternativas como la paella de pato, el arroz con acelgas y caracoles o el arroz a banda. Otro plato típico de esta zona es el all-i-pebre, un guiso de anguilas con ajo y aceite.
A la hora de buscar alojamiento, Valencia ofrece una gran variedad de hoteles para todos los gustos. Si planeas tu viaje con tiempo puedes encontrar verdaderas gangas, por ejemplo en la web de hoteles Travelodge hay habitaciones desde 20€.
Foto por martinwcox