Categorías
Wordpress

Usar Cloudflare para mejorar la velocidad y seguridad de tu blog


Estos días estoy viendo como muchos bloguers empiezan a abandonar los tradicionales plugins de cache para WordPress, o por lo menos a buscar soluciones alternativas. Y es que estos plugins, a pesar de que hacen un buen trabajo, son difíciles de configurar y en ocasiones puede producir el efecto contrario al deseado en un blog. No todos los blogs necesitan usar un plugin de cache, y en aquellos que lo necesitan hay que afinar mucho la configuración. Total, hay que perder mucho tiempo en algo que quizá después no es tan importante.

Evidentemente, cachear el blog para reducir las peticiones a la base de datos siempre es beneficioso. Pero quizá usar un plugin como WP Super Cache o W3 Total Cache no lo sea tanto. El caso es que yo siempre recomiendo utilizar un servicio llamado CloudFlare (o si lo preferís Incapsula, que es parecido). Lo descubrí gracias a un post de Guillermo Latorre, en el cual explica perfectamente lo que es y para que sirve.

En esencia se trata de un proxy inverso, es decir, cada vez que un usuario accede a tu blog, en lugar de llevarlo directamente a tu servidor, pasa por los sistemas de Cloudflare, donde tiene que superar las barreras de seguridad que detectan si es una visita maliciosa o no. Además, Cloudflare va sirviendo las partes de tu blog que ya tiene cacheadas, como los scripts, el html, el CSS, las fotografías, etc., para finalmente llevar al usuario a tu blog y mostrarle la página completa. Todo eso en cuestión de milisegundos.

Si Cloudflare detecta que la petición puede proceder de un spammer o de un ataque, la bloquea presentándole un captcha y dándole la oportunidad de verificar si es humano o bot.

La configuración de Cloudflare es sencilla y rápida, podemos ir haciendo pruebas activando y desactivando características hasta comprobar cual es la que mejor se adapta a nuestro blog. No les recomiendo activar el Rocket Loader, pues da problemas con algunos scripts y con la publicidad. Aun así, es una opción muy interesante si funciona bien en tu blog, porque puede acelerar mucho la velocidad de carga.

Cloudflare tiene una versión gratuita, suficiente para la mayoría de los blogs. Si tienes un importante número de visitas diarias, digamos más de 5 o 10 mil, quizá te interese abonarte a la versión profesional, que cuesta 20 dólares al mes y que ofrece mayor seguridad y más opciones de optimización.

La instalación de Cloudflare es muy sencilla, sólo hay que cambiar los DNS o Name Servers de tu dominio por los que Cloudflare te proporciona. Y si alguna vez quieres dejar de usarlo habría que hacer lo contrario. Las estadísticas que verás en el panel Analytics de Cloudflare también te van a sorprender, ya que detectan todos los accesos a tu blog, incluyendo bot y ataques maliciosos.

Yo llevo usando Cloudflare varios meses con muy buenos resultados, y prescindiendo del quebradero de cabeza que son los plugins de cache. Respecto a Incapsula, que he mencionado antes, funciona exactamente igual, sólo que tiene un límite de transferencia, aunque ofrece mayor protección.

Sitio Oficial: Cloudflare