REM Island, una isla pirata convertida en restaurante

REM Island, una isla pirata convertida en restaurante

REM island

Seguramente cuando piensas en una isla pirata, tu mente se imagina una isla paradisíaca en medio del Mar Caribe. Pero en este caso se trata de una plataforma petrolífera, conocida como la REM Island, y que se dedicaba a transmitir radio y televisión de manera «pirata» durante los años 60. Aunque no contiene fieros piratas, ron o tesoros escondidos, esta estructura que se encuentra en la ciudad de Amsterdam puede presumir de una extraña historia al igual que cualquier otro relato de piratas.

Durante esa época, los Países Bajos solo disponían de un canal de televisión que dividía su tiempo entre varias organizaciones. Un grupo de empresarios disconformes con este tipo de emisión, decidieron que la única opción era transmitir desde el mar y fundaron la Radiotelevisión Noordzee.

La isla artificial fue construida en el muelle irlandés de Cork, siendo posteriormente trasladada a aguas internacionales, justo delante de la costa holandesa en 1964. Construida en su totalidad de acero, sus 80 metros de altura se apoyaban en 6 columnas que sobresalían 10 metros sobre el nivel del mar. En su interior albergaba estaciones de radio y televisión, y el 15 de agosto de 1964 comenzaron a emitir.

Las leyes holandesas estaban en contra de las radiodifusiones piratas, pero al estar ubicada fuera de sus aguas territoriales se encontraba en un vacío legal. Casi cuatro meses después, el gobierno aprobó la Ley REM, dividiendo el Mar del Norte en secciones continentales, por lo que el fondo marino en donde se ubicaban los cimientos de la isla fue declarado territorio holandés. Finalmente la armada holandesa abordó la plataforma y terminó con las transmisiones.

En ese tiempo, la REM Island consiguió un gran apoyo entre la población, sobre todo en los jóvenes, ya que emitía programas de variedades y entretenimiento que no se podían ver normalmente. En la primera semana de emisión más de dos millones de espectadores sintonizaron una o más veces la cadena pirata, incluso miles de holandeses compraron o fabricaron una antena para poder recibir los programas emitidos desde el Mar del Norte. Un año después de la redada, Radiotelevisión Noordzee retomó sus trasmisiones legalmente bajo el nombre de TROS.

La isla estuvo controlada por el gobierno y se empezó a utilizar como laboratorio de análisis de agua e investigación. En 2004, y luego de un intento fallido por vender la estructura, el gobierno decidió desmantelar la plataforma y llevarla a tierra. A finales del verano de 2006, Nick van Loon y Hilly Engels en cooperación con la Autoridad Portuaria de Amsterdam, desarrollaron un plan para salvar la isla de la demolición y transformarla en un restaurante.

Los arquitectos decidieron conservar su aspecto original, manteniendo las pasarelas, luces, barandillas e incluso el bote salvavidas. Ahora alberga un restaurante de dos plantas, oficinas y una gran terraza situada en el antiguo helipuerto, donde se puede ver el centro de la ciudad.

Vía: Archdaily

Foto por Apus Apus