Categorías
Eventos

Hastimangala, el Festival del Elefante de Jaipur


Ya he comentado antes que la imagen que percibimos de la India es un poco estereotipada. Algo así como la que tienen de España en otros países. Y de la misma forma que aquí no somos todos toreros ni el flamenco es una música típica del norte ni hace un calor tórrido en toda la península, el país asiático es tan grande que inevitablemente presenta muchas diferencias de un extremo a otro.

Ahora bien, todos identificamos rápidamente los turbantes, los grandes bigotes, las telas de vivos colores y los juegos con elefantes amaestrados. Son elementos que se juntan en Jaipur, la capital del estado del Rajastán, durante el festival Hastimangala. Jaipur es la zona más turística y, por tanto, la más iconográfica para los que somos de fuera. Y el citado festival no es sino una muestra del calendario de eventos indios, que resulta inacabable.

También se lo conoce como Festival del Elefante porque los paquidermos son los protagonistas absolutos ese día, que este 2013 caerá en el próximo 29 de marzo. Se celebra como prólogo de una festividad mayor, extendida por casi todo el país, como es el Holi, que caracteriza el mes de Phalguna (marzo) como recibimiento al cambio de estación: la primavera estalla en miles de colores, literalmente porque la gente lo celebra lanzándose agua teñida. Pero volvamos con los elefantes.

El elefante indio es más pequeño que el africano y mucho más sociable, de ahí que históricamente fuera domesticado y empleado como animal de carga, en la guerra o durante la caza del tigre, especialmente por parte de los maharajás y las clases altas. Esta importante contribución del enorme mamífero, equivalente a la del caballo en occidente, es actualmente reconocida con el festival honrando a Ganesa, el dios con cuerpo humano y cabeza de proboscidio.

Los elefantes se engalanan con mantas, joyas, cascabeles y pinturas para un auténtico concurso de belleza que premia al mejor adornado tras el correspondiente pase, en el que desfilan guiados por sus mahouts o cuidadores. No tendrán que declarar que anhelan la paz en el mundo sino exhibir su magnificiencia en una cabalgata callejera en la que también participan grupos de danza tradicional, músicos y otros cuadrúpedos.

La comitiva llegará al Jaipur Chaushan, un campo de polo que se convierte así en escenario para diversos espectáculos. Primero habrá demostraciones de coordinación en formación, deslumbrando al público con los ricos palanquines que llevan sobre el lomo y el ondear de banderas. Después llega el turno de la parte más festiva, con un partido de polo en el que los paquidermos sustituyen a los caballos, otro de fútbol con una gigantesca pelota, tiro de cuerda enfrentando a un elefante contra un grupo de humanos, etc.

La cosa concluye con una batalla de pintura, antesala de la que los ciudadanos vivirán en breve, cuando empiece el citado Holi. Y aún habrá tiempo para que quien lo desee, experimente la sensación de montar sobre uno de los animales y dar un paseo.

Más información: Elephant Festival Jaipur