La técnica del trampantojo en la vida real

Otten electricity substation 600x400

La técnica del trampantojo, más conocida por su nombre en francés trompe-l’oeil, es una técnica pictórica utilizada desde el Renacimiento para representar ilusiones ópticas que juegan con la perspectiva y el punto de vista del observador. También fue muy utilizada en el cine antes de la existencia de los efectos especiales.

Pero el artista holandés Roeland Otten ha querido ir más allá, recuperando la técnica y aplicándola al mundo real, concretamente a las ciudades y el paisaje urbano. Quien no se ha encontrado caminando por cualquier ciudad un elemento arquitectónico o estructural feo, algo que sería mejor ocultar a la vista porque estropea el resto del paisaje.

Otten tiling

Eso mismo pensó Otten, que ya ha hecho desaparecer subestaciones eléctricas en Rotterdam, estaciones meteorológicas en Amsterdam, etc.

Para ello utiliza paneles de cristal, espejos, pintura y fotografías de alta resolución. En ocasiones hace invisibles los elementos desagradables creando una ilusión de continuidad, representando la realidad como sería si no existiera dicho elemento. Claro que quizá por las noches sea un poco dificil no pegarse de bruces con esos espejos.

En otras ocasiones utiliza la técnica del pixelado o una estrategia que ya se empleaba durante la Primera Guerra Mundial, llamada Dazzle Camouflage, que consiste en camuflar un elemento mediante patrones de figuras geométricas y contrastes de colores. Por cierto que Picasso aseguraba que la técnica había sido inventada por los cubistas.

Otten dazzle painting 2 600x395

Claro que también hay quien piensa que ocultar estos elementos le quita a las ciudades parte de su paisaje intrínseco. Es como si en el campo ocultásemos las flores que no nos gustan.

Sitio Oficial | Roeland Otten
Vía Architizer