Secret Cinema, la experiencia de vivir una película

Secret Cinema experiencia vivir película

Reconozcámoslo: a menudo, cuando estamos frente a la gran pantalla viendo una película, nos identificamos tanto con la historia o los personajes que desearíamos formar parte de ella, viviendo las mismas aventuras, pasando el mismo miedo, protagonizando, en suma, ese argumento. ¿Quién no desearía ser Indiana Jones o participar en el ataque a la Estrella de la Muerte, investigar un caso de asesinato o tener un romance con alguna femme fatale? Algo así propone Secret Cinema.

Se trata de una inicativa nacida en Londres hace ya algunos años, en 2007, que combina elementos de teatro, cine y juego de rol. Hay escenarios, varios personajes y un guión básico, aunque se da cancha también a la improvisación. En cierta forma recuerda, a su vez, a otra película, The game, donde se recreaban una serie de situaciones para un cliente sin que éste supiera que en realidad se trataba de una mascarada.

Aqui, evidentemente, sí se sabe. De hecho, al comprar la entrada se le dan al espectador ciertas pautas (cómo ha de ir vestido, etc). Hay decorados, se ensaya y los asistentes interactúan con los miembros del reparto para dar forma a una peculiar y vívida versión de una película determinada. La preparación lleva 3 meses de trabajo por parte de un equipo de 120 personas. Durante la experiencia no hay butacas; es más, la función no es en un local normal. Sólo al acabar los clientes pueden sentarse y descubrir de qué film se trataba, si es que no lo habían averiguado ya.

No son espectáculos de asistencia masiva y, de hecho, parte de su gracia está en ese carácter minoritario, si bien es cierto que con el tiempo y el éxito ya se hacen funciones diarias y se ha pasado de los 400 espectadores iniciales en todo 2007 a los 120.000 del año recién terminado.

Mientras se prepara el salto a otras ciudades -la primera será Nueva York- van surgiendo variaciones en otros campos como la gastronomía, Secret Restaurant, donde hay que degustar un menú secreto encarnando a un personaje concreto.

¿Han visto Prometheus, la última de Ridley Scott? Al margen de la opinión que tengan de ella, seguro que sería divertido vivir las peripecias de los sufridos astronautas, perseguidos por aliens de todo tipo mientras descubren el origen de la Humanidad; pues bien, en Secret Cinema se hace una adaptación que cuenta con el preceptivo permiso del propio Scott, quien cedió incluso alguinos decorados originales. Otras películas versionadas fueron Cadena perpetua, Blade Runner, Una noche en la ópera, El tercer hombre, Alguien voló sobre el nido del cuco, Lawrence de Arabia… Pero cada 3 meses se incorpora una nueva historia.

Vía: BBC

Más información: Secret Cinema