Categorías
Destinos

La playa geotermal de Reykjavik


Bañarse en las gélidas aguas de Islandia puede ser todo un reto, tanto en invierno como en verano. Salvo en la bahía de Nautholsvik en Reykjavik, donde hace tiempo los bañistas disfrutan de una temperatura acuática muy similar a la del Mediterráneo, por ejemplo.

Ello es debido al uso de la energía geotermal, algo que los islandenses llevan usando desde hace muchas décadas para calentar sus casas. Hoy en día prácticamente toda la capital utiliza energía geotermal para alimentar sus necesidades eléctricas, con un sistema de distribución de agua caliente que genera unos 60 millones de metros cúbicos al año.

La playa geotermal de Nautholsvik se inauguró en el año 2000, con fina y dorada arena traída de Marruecos. Una barrera situada cerca de la costa crea un lago artificial al que se vierte agua caliente, que eleva la temperatura hasta los 19 grados centígrados.

Ha tenido tanto éxito que hoy hasta cuenta con vestuarios, duchas de agua caliente y chiringuito, y suele estar muy concurrida tanto en verano como en invierno.

Vía Amusing Planet