Naturaleza

El extraño fenómeno meteorológico de los Snow Roller

El extraño fenómeno meteorológico de los Snow Roller 27 enero, 2013

Programador como profesión y bloguer como afición. Apasionado de todos los deportes, videojuegos y gadgets que existen. Además de escribir en La Brújula Verde, a veces me suelto a escribir sobre Fórmula 1 o en mi blog personal.

El extraño fenómeno meteorológico de los Snow Roller

Rollos_de_Nieve

En estos momentos algunos de vosotros ya habéis visto las primeras nevadas del año, en mí caso llevo una semana cubierto bajo un manto blanco, algo normal durante estas fechas si te encuentras en zonas elevadas o simplemente en el norte del país.

Pero algo que nunca he visto, y mira que estoy acostumbrando a la nieve, es este extraño fenómeno meteorológico llamado Snow Roller. Aunque pueda parecer que está realizado por la mano humana, no es así, y además se tienen que dar una serie de condiciones muy precisas para que se produzcan.

La primera diferencia con cualquier bola o muñeco de nieve es que los Snow Roller tienen forma cilíndrica, y a menudo presentan un hueco en las capas interiores, son aquellas que se han formado primero y se desprenden, lo que les da una característica forma de rueda blanca, o donut.

Los Snow Roller se producen por la acción de vientos a alta velocidad y nieve blanda, suele ser un fenómeno común en zonas de América del Norte y países del norte de Europa. Dependiendo de la velocidad del viento y la superficie por la que se arrastran, su tamaño puede varias desde los pocos centímetros hasta algunos de más de 70 cm de diámetro.

Frank Barrow, profesor de meteorología en la Met Office, describió la ciencia exacta detrás de las formaciones y dijo que era la versión de la naturaleza de un muñeco de nieve, aunque yo las veo como las plantas rodadoras del invierno.

Para que se formen los rollos de nieve se necesita una capa de hielo, y sobre ella, capas de nieve cerca del punto de fusión. A la vez, se deben combinar rachas de viento lo suficientemente fuertes como para moverlas y enrollarlas, pero no demasiado ya que se pueden destruir. La gravedad suele ayudar, por eso suele ser habitual verlas cerca de colinas o terrenos empinados.

Como veis las condiciones no son fáciles de conseguir, por lo que es difícil encontrarlas. Por cierto, que existe una versión veraniega de este fenómeno, las Sailing Stones.

Vía: Amusing Planet ?

Foto por Salvi5

Más artículos de Naturaleza

Send this to a friend