Categorías
Arquitectura

Casitas pequeñas para antisociales


Jay Shafer lleva más de 15 años construyendo pequeñas casitas de madera. Se trata de viviendas de reducido tamaño pero con todas las comodidades, que el cliente puede instalar en su propia finca o incluso llevárselas sobre ruedas allí donde guste o donde pueda. No es, por tanto, algo nuevo a raíz de la crisis económica, sino una alternativa vital para aquellos que no se encuentran a gusto en la ciudad o en compañía de vecinos.

El caso es que ahora tiene en marcha un proyecto más ambicioso, construir todo un complejo residencial a base de estas pequeñas casitas, para lo cual ha creado una empresa llamada Four Lights Houses. El proyecto, denominado Napoleon Complex: Cohousing for the Antisocial, se ubicará en el norte de California y estará compuesto de pequeñas casas, de entre 25 y 65 metros cuadrados (bueno, algunas no serán tan pequeñas).

Cada vecino será propietario tanto de la casa como de la parcela en la que se ubica, y todas las viviendas estarán separadas por una distancia suficiente como para que no se ‘molesten’ entre sí. El mantenimiento de las zonas y servicios comunes costará una cuota mensual.

El complejo tendrá una densidad de tan sólo 16-22 casas por cada 4.000 metros cuadrados, con jardín y parking. Y habrá normas que impidan, por ejemplo, elevar el volúmen de la música hasta determinado nivel y otras sutilezas.

Estará terminado en 2015. Lo que no sabemos es cuánto costará cada casita, pero seguro que los amantes de la privacidad y la tranquilidad se las quitarán de las manos.

Sitio oficial: The Napoleon Complex