Torres de control remotas, la gestión aérea del siglo XXI


Muchos de los sistemas y métodos utilizados en los aeropuertos se han ido actualizando con el desarrollo de la tecnología, pero siempre hay nuevos campos en los que se puede innovar. Y esa es la intención del Grupo Saab que quiere actualizar la forma en que se gestiona el tráfico aéreo con su nuevo concepto de Torre de Control.

Bajo la denominación de Torre Operada de forma Remota (ROT, Remotely Operated Tower), Saab presenta una innovación técnica que permite que una torre de control pueda ser operada a través de la red digital.

El sistema permite a los controladores visualizar el espacio aéreo y pistas de aterrizaje en las pantallas como si estuvieran en una torre de control de tráfico aéreo tradicional. Para ello disponen de una estructura de 25 metros de altura coronada con un grupo de cámaras, que transmiten una imagen panorámica de alta definición que cubre los 360 grados. También existe una cámara controlable de forma independiente que se puede utilizar para ampliar y ver un área en particular.

Todo ello se complementa con micrófonos para poder escuchar el sonido estéreo de las pistas, sensores meteorológicos y señales luminosas. Además gracias al nuevo entorno digital se pueden incluir nuevas características como por ejemplo función automática de seguimiento y alertas, visión infrarroja, mejora de la imagen, etc.

Toda la información recogida por estos sistemas se envia a la torre de control central que puede estar ubicada a cientos de kilómetros del aeropuerto.

La idea es ayudar a reducir costes relacionados con la construcción y mantenimiento de torres de control de aeropuertos pequeños y medianos, pero también se ha comenzado a utilizar como backup para las torres de control tradicionales, como por ejemplo, en la nueva torre de control de contingencia del aeropuerto de Heathrow, en Londres.