Rio+20: peces gigantes con botellas de plástico recicladas


El pasado jueves 21 empezó en Río de Janeiro la Cumbre de Naciones Unidas sobre Desarrollo Global Rio+20, que reunió a más de 120 jefes de Estado y gobierno con el objetivo común de debatir y sacar adelante políticas para erradicar el hambre, aplacar la pobreza, reducir la mortalidad infantil, mejorar el acceso a la educación, cuidar el medio ambiente, etc.

Rio+20 hace referencia a las dos décadas transcurridas desde que la ciudad brasileña celebrara la Cumbre de la Tierra y no sé si se puede decir que las cosas hayan mejorado mucho desde entonces. Pero bueno, lo que quería destacar es la curiosa foto, que representa a un grupo de gigantescos peces saltando sobre una hipotética superficie del agua.

Se trata de unas esculturas hechas precisamente con motivo de Rio+20 para concienciar a la gente sobre la necesidad de reciclar; ya se sabe que una imagen vale más que mil palabras. En este caso, la imagen de estas obras que han sido colocadas en un sitio tan transitado como la famosa playa de Botafogo, un espléndido escenario en el que el Pan de Azúcar constituye el fondo perfecto.

Y en cuanto al objetivo, si se miran de cerca se descubrirá que los peces están hechos con cientos de botellas de plástico recicladas, que proporcionan el toque especial gracias a los reflejos de la luz del sol, durante el día, y de focos de iluminación LED por la noche.

Lo mejor es que se puede caminar entre estos colosos, que simbolizan la amenaza del consumismo y ponen en evidencia el problema que suponen las botellas de plástico para la vida marina, y hacerse fotos con ellos, convirtiéndose durante unos días en un atractivo turístico más.