En 1992 se convocó en la ciudad norteamericana de Las Vegas un concurso arquitectónico, resultado del cual se levantó el Fremont Street Experience. Ahora, gracias a un post en su blog oficial, The Goddard Group ha revelado que en realidad no fue ese el proyecto que ganó el certamen, sino el que ellos habían presentado, y que consistía nada más y nada menos que en construir una réplica de la nave Enterprise de Star Trek a escala gigante.

Según afirma Gary Goddard, el padre de la criatura, su intención era crear algo épico, que pudiera llegar a considerarse la octava maravilla del mundo. Para ello tenía previsto contratar a los mejores diseñadores de Disney. Con un presupuesto que rondaba los 150 millones de dólares, el Enterprise replicaría las habitaciones, cámaras, puentes y demás parafernalia del ‘original’ cinematográfico. Además serviría como atracción para reimpulsar el centro de la ciudad.

Enterprise 1

Trabajaron en el proyecto durante cinco meses, tras los cuales un ejecutivo de Paramount Pictures decidió que era un proyecto demasiado arriesgado y acabó con él para siempre. Una lástima, porque podría haber sido el sueño de muchos geeks.

(vía ArchPaper)

  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.