Imagen: Noutch en Pixabay

Probablemente nunca habían oído este término hasta ahora pero quédense con él porque la actividad que representa se hace cada vez más frecuente, pese a los esfuerzos por ponerle coto. Se llama bycatch a la captura accidental de especies durante la pesca. En la web de WWF se explica de forma estadística y visual.

Pero últimamente estas capturas accidentales se han convertido en un complemento: una vez a bordo los animales, en lugar de devolverlos al mar, sirven de producto extra para paliar la cada vez mayor escasez de peces.

El asunto tiene repercusión especial en casos como los de especies en peligro, caso de los seláceos (tiburones) y cetáceos. Y no sólo por su utilización en restaurantes de lujo de Japón, Noruega e Islandia, los 3 países que aún mantienen la caza de la ballena como industria: la tendencia se está invirtiendo y aquellos lugares que tienen problemas con sus fuentes de proteínas empiezan a ser consumidores.

No es mera especulación. Hay un informe de Biological Conservation que analizó esta cuestión acumulando datos durante 4 años y llegando a la conclusión de que, desde 1990, hay 114 naciones que consumen mamíferos marinos; 7 más que desde 1970 hasta esa fecha. No se habla sólo de ballenas sino también de delfines, focas, manatíes, etc. Incluso otros tipos de animal, como tortugas y aves marinas. De hecho, las grandes ballenas son una parte más bien pequeña de esto.

La parte más tremenda del bycatch está en el hecho de que los seres humanos tengan que recurrir a coger especies protegidas y, lo que es peor, despojos encontrados en la playa, en equivalencia a lo que en tierra se denomina bush meat. Porque, además del perjuicio común que supone esquilmar el mar, está el hecho de que los grandes mamíferos acuáticos (y los tiburones) acumulan en sus organismos peligrosas cantidades de mercurio que, siguiendo la cadena trófica, pasarían a quienes consumieran su carne.

Terrible alternativa. Morir de hambre o de envenenamiento por metales pesados.

  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.

3 respuestas a “Bycatch: capturas accidentales durante la pesca”