Un telescopio submarino bajo el mar Mediterráneo

Km3net

Un proyecto de la Unión Europea completará en los próximos años la infraestructura astrofísica de Europa. Se trata de un observatorio ubicado a más de 3 kilómetros de profundidad en las aguas del mar Mediterráneo cerca de Sicilia, y con unas dimesiones gigantescas, de casi medio kilómetro.

El objetivo es detectar los neutrinos que llegan a la Tierra del espacio exterior y que normalmente pasan desapercibidos, para obtener datos acerca del Universo. Permitirá, entre otras cosas, conocer detalles acerca de las supernovas o el Big Bang.

El observatorio, que lleva el nombre de Multi-Cubic Kilometre Neutrino Telescope (KM3NeT), podría incluso revelar fenómenos desconocidos e indefectibles por los medios actuales, lo que abriría toda una gama de posibilidades apasionantes para los científicos, y detectar la Materia Oscura.

Un prototipo a pequeña escala ya está funcionando en la costa sur de Francia. Para la construcción del KM3NeT, que se prevé esté completada en los próximos tres años, es necesario sumergir más de 12.000 sensores en el Mediterráneo. Al ser el agua más densa que el aire, la posibilidad de que los neutrinos colisiones con átomos se incrementa, lo que facilita su detección.