Lituania no es un lugar preferente en las agencias de viaje y si hablamos de Kaunas, más que la ciudad lo que nos viene a la cabeza es el Zalguiris, aquel legendario equipo de baloncesto de donde procedía Sabonis. Pero como esto es un blog de viajes vamos a reseñar una visita cuya popularidad ha ido difundiéndose, sobre todo, a través de Internet: el Museo del Diablo.

Para ser exactos se llama Zmuidzinavicius Museum porque la colección original la empezó un escultor con ese apellido (el nombre es Antanas, que leído al revés…) que tenía un especial interés por ese personaje. El interés, aclaremos, era puramente artístico, de ahí que todas las piezas que adquiría consistían en estatuillas.

Zmuidzinavicius murió en 1966 con 240 obras de arte sobre el tema. Poco después se eligió su propia casa, en la calle Putvinskio g. 64, para fundar un museo donde exponerlas. Desde entonces la colección fue creciendo hasta alcanzar las 3.000 piezas actuales, aunque ya no son sólo figuras sino también máscaras, láminas, vajillas, muñecos, etc. De hecho no se centran únicamente en el diablo sino en otros personajes mitológicos análogos. Algunos no tan mitológicos, puesto que hay una representación demoníaca de Hitler y Stalin bailando la Danza de la Muerte sobre los huesos de sus víctimas.

La entrada cuesta 6 litas y sirve tanto para el museo como para el Memorial del artista, que tiene un ala independiente desde 1982; pero si se solicita visita guiada el precio sube a 25 (en lituano, pues en otro idioma son 40). Hay varios tipos de descuentos, eso sí. El horario es de martes a domingos entre las 11:00 y las 17:00.

Foto: Usien en Wikimedia

  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.