Un coche biplaza urbano que no contamina


Nunca he sido un gran fan del mundo automovilístico pero reconozco que los originales modelos que sacan las compañías como propuestas de futuro me resultan fascinantes. El de la foto se llama Chevrolet EN-V Concept y está diseñado por General Motors.

En realidad no es nuevo porque ya fue presentado en el Shangai World Expo de 2010 pero desde entonces varios prototipos han estado en período de pruebas, a la espera de que el sector se decante por este tipo de soluciones para el tráfico.

Hablamos de tráfico urbano, claro, que es donde se plantean los principales problemas de densidad y contaminación a medio plaz. El Chevrolet EN-V Concept es una de la posibles vías de solución: un minicoche biplaza que puede aparcar hasta el más inútil. Y no sólo estacionar, puesto que que vehículo tiene la opción de conducir solo gracias a una combinación de GPS con el sistema de detección de automóviles; él mismo hace las maniobras y las señalizaciones, elige la velocidad adecuada y se adapta tanto a las condiciones metereológicas como a las del pavimento.

Funciona con una batería de iones de litio que, dado el peso del vehículo, consume muy poco y se puede recargar en un simple enchufe doméstico, por lo que no produce emisiones de CO2. Su autonomía es limitada, unos 40 kilómetros, pero como está pensado exclusivamente para circular por ciudad da para varios días.