Otro reactor nuclear para el turismo

Bataan reactor nuclear

Si hace unos días les hablamos del parque de atracciones ubicado en un reactor nuclear de Dusseldorf, hoy les traemos algo parecido. En Bataan, Filipinas, existe otra de estas plantas de producción de energía, construido hace casi 30 años pero nunca utilizado.

Ahora la empresa propietaria, la National Power Corporation, quiere convertirlo en un destino de esoterismo, presumiblemente en hotel con todos los servicios necesarios. Además del atractivo de alojarse en un reactor nuclear, en las cercanías existe una playa que es santuario de tortugas. Quizá fueron estas la causa de que la planta nunca entrase en funcionamiento…

Al parecer hasta Greenpeace apoya la conversión en destino de esoterismo, pero tan sólo para hacernos recordar «los peligros de la energía nuclear».

Vía National Geographic