La misteriosa foto de Hunter’s Hot Springs de 1883

A mediados del año 2000 Jason Leaf, un ciudadano canadiense residente en Vancouver, recibió un curioso regalo de un colega de trabajo, una copia de una fotografía del siglo XIX en la que posa un grupo de 15 personas frente a la entrada de un hotel. La foto no tendría nada de especial, sino fuera por la lista numerada de nombres que aparece escrita a mano al pie identificando a los retratados.

Según se puede leer ahí estarían fotografiados juntos nada más y nada menos que: Wyatt Earp, Teddy Roosevelt, Doc Holiday, Morgan Earp, Butch Cassidy, Sundance Kid, Bat Masterson, Harry Britton, el juez Roy Bean y Ben Greenought, como personalidades más destacadas. Además figura una fecha y un lugar: Hunter’s Hot Springs, Montana, 1883.

Si los nombres fueran ciertos se trataría de la mayor reunión fotografiada de leyendas del mítico Oeste norteamericano de la historia. Pero Jason Leaf era escéptico al respecto. Comparó los supuestos retratos de Butch Cassidy y Sundance Kid con otra fotografía ‘auténtica’ de 1901 (la denominada Fort Worth Five), y parecían encajar. Además según las crónicas a ambos se les situaba en Montana hacia 1886 (tres años después de la fecha de la fotografía).

La misteriosa foto de Hunter's Hot Springs de 1883

A continuación contactó con un historiador especialista en los legendarios bandidos, Daniel Buck, que ha escrito varios libros sobre el tema. Buck le aseguró que la imagen era falsa. Es decir, que los fotografiados (porque lo que esta claro es que la imagen es real, no está tratada con ningún programa informático ni de otra manera), no eran quienes decían ser, sino rancheros y comerciantes de la zona. Además le aseguró que Morgan Earp, el hermano del famoso Wyatt Eart, ya estaba muerto para esa fecha. Y también que Butch y Sundance eran demasiado jóvenes para aparecer en una foto de 1883.

Investigaciones subsiguientes llevaron a Leaf a la conclusión de que la fecha de la foto tampoco era correcta. Comparando la imagen con otras halladas en periódicos de la época y años subsiguientes (atendiendo a las reformas realizadas y documentadas del hotel), estableció que la fecha de la imagen debía estar entre 1886 y 1888.

Curiosamente las cosas parecían encajar. Theodore Roosevelt estuvo cazando en Montana en 1886, Butch y Sundance trabajaban a unos días de camino del lugar en ese mismo año, y otro de los supuestos retratados, Liver Eating Johnston, también frecuentaba el lugar.

En julio de 2001 Leaf abrió una página web, www.huntershotsprings.org, en la que, bajo el título «Quienes son estos tipos?» pedía a los internautas información sobre los fotografíados. A finales de año había recibido hasta cinco copias diferentes de la fotografía, cada una con distintos nombres escritos.

Uno de los descubrimientos que empezaron a clarificar la historia fue un artículo del diario Park County News del 23 de abril de 1964, que parece ser la primera referencia pública de la foto. En la foto del diario se identificaba sólo a 5 de los personajes: Wyatt Earp, Bat Masterson, Liver Eating Johnston, Ken Greenought y T. Roosevelt. Y se pedía a los lectores que ayudasen a identificar al resto. Una investigación en profundidad de la prensa de la época reveló que la imagen había aparecido varias veces en los periódicos entre 1871 y 1918. Sin embargo, en ninguno de los casos se mencionaba a ninguno de los famosos personajes retratados. Leaf llegó a la conclusión de que no se los mencionaba porque nunca habían estado allí.

Es más, para terminar de aclarar el misterio, uno de los descendientes de los propietarios del hotel que aparece en la imagen, corroboró con fotografías de su propio archivo que uno de los personajes retratados era su bisabuelo, el propio dueño del hotel, y otro el hermano de este. Con lo cual toda la lista de nombres se vino abajo.

Y es que el Oeste no era tan pequeño como para reunir a semejante grupo de leyendas. Aunque, quien sabe? quizá en algún momento tuvo lugar una reunión de ese tipo, sólo que todavía no hemos encontrado la foto…

Vimos la historia en un post de Amy Vemon, que nos llevó hasta el sitio web de la cámara de comercio de Livingston, Montana, donde reproducen un artículo del diario Montana Best Times escrito por Jerry Brekke.