El Hobbit: la primera adaptación de 1966

Gene Deitch, profesional de la animación, cuenta en su blog como en 1966 William L. Snyder y él mismo compraron los derechos de adaptación de El Hobbit al cine, y la llevaron a cabo en forma de película de animación.

Entre las cosas curiosas que narra está su desconocimiento de la existencia de El Señor de los Anillos, aun cuando la primera edición era de 1954. Por ello introdujeron algunos cambios en la historia de El Hobbit que hoy no tendrían sentido. Por ejemplo, crearon nuevas canciones, cambiaron algunos nombres de los personajes, e incluso crearon un personaje femenino, una princesa que jugaba un papel muy especial en la trama.

Cuando se enteraron de la existencia de El Señor de los Anillos cambiaron de nuevo el guión para poder realizar una secuela. Pero aun así hoy en día el visionado de aquel Hobbit de 1966 nos da la sensación de tener poco que ver con la historia real.

En ese mismo año comenzó la fiebre Tolkien, con lo que los derechos de adaptación aumentaron su valor considerablemente. Resulta que en el contrato de cesión de Snyder especificaba claramente que contaba con una opción para adaptar El Señor de los Anillos, siempre y cuando produjese una versión en color de El Hobbit. El negocio parecía redondo. El problema es que sólo les quedaba un mes para que vencieran los derechos, así que ese era el tiempo que tenían para hacer la película. Lo hicieron, y el resultado es el que pueden ver en el video que acompaña este post.

Los derechos de adaptación de El Señor de los Anillos ya eran suyos. Snyder los revendió posteriormente por una buena cantidad (para la época).