Categorías
Mundo Real

Auroville: la utópica ciudad universal


Existen lugares insospechados en la Tierra, sueños que algunos son capaces de hacer realidad y que consiguen perdurar. Uno de ellos es la ciudad de Auroville. Según se puede leer en su página web oficial, «Auroville quiere ser una ciudad universal donde hombres y mujeres de todos los países puedan vivir en paz y progresiva harmonía por encima de todos los credos, políticas y nacionalidades. El propósito de Auroville es conseguir la unidad humana».

Les parecerá una utopía, pero el caso es que Auroville existe desde el 28 de febrero de 1968, cuando fue inaugurada por el presidente de la India y representantes de otros 124 países. Es en la India donde está situada, a unos doce kilómetros de Pondichery en el estado de Tamil Nadu. Y actualmente cuenta con más de 1.500 habitantes de diferentes países, principalmente hindúes, pero también franceses, alemanes, italianos, holandeses, norteamericanos, británicos…

Su diseño tiene forma de Mandala, ya que su autor el arquitecto Roger Anger siguió las indicaciones de Mirra Alfassa, más conocida como La Madre, para su realización. La Madre era discípula de Sri Aurobindo, místico hindú que da nombre a la ciudad, y cuyos seguidores fueron los primeros habitantes del lugar.

En el centro de Auroville se ubica el Matrimandir (‘templo de la madre’), edificio considerado como el núcleo, el lugar de la Madre. Se trata de una gigantesca sala de meditación revestida interiormente con muros de mármol blanco y albergando a la supuesta esfera de cristal del mundo (70 cm de diámetro), iluminado por los rayos del sol mediante un sistema de espejos dispuestos en el techo. Por su parte exterior el Matrimandir es un gran domo dorado. El proyecto original preveía cuatro zonas dispuestas radialmente en torno al Matrimandir, las zonas previstas son: Residencial, Cultural, Industrial, Internacional. Esta disposición radial de las citadas zonas tendría la forma de una estrella que ocuparía un área de 25 km² (hasta inicios de 2006 se encuentran realizados sólo 10 km²). En lo real Auroville está constituida por más de 100 aldeas repartidas en un radio de unos 20 km². El núcleo urbano se encuentra rodeado por un Cinturón Verde de bosques implantados, huertos y jardines, tal cinturón sirve de espacio recreativo y para actividades deportivas al aire libre. Las aldeas que componen a esta población (que es una especie de ashram y ecovilla) poseen diversos estilos y estándares de vida. (Fuente: Wikipedia)

Aunque así a primera vista pueda parecer un proyecto nacido del integrismo religioso, nada más lejos de la realidad. La propia UNESCO avala y asiste a Auroville desde su fundación. En 2008 incluso participó en los actos de su 40 aniversario.

La vida en Auroville se basa en 4 puntos fundamentales:

1. Auroville no pertenece a nadie en particular. Pertenece a la humanidad como un todo. Sin embargo, para vivir en Auroville es necesario ser servidor de la Conciencia Divina.

2. Auroville será el lugar de una educación permanente, del progreso constante, y de una juventud que nunca envejece.

3. Auroville quiere ser el puente entre el pasado y el futuro. Aprovechando todos los descubrimientos desde dentro y desde fuera.

4. Auroville será un sitio de investigaciones materiales y espirituales para la consecución de un cuerpo vivo de unidad humana.

El gobierno de Auroville se lleva a cabo a través de una fundación que depende del gobierno indio. Es esta fundación la propietaria de las tierras y de todos los edificios de la ciudad. No existen partidos políticos ni religiones organizadas.

Este documental del National Film Board de Canadá, filmado en 1971, recoge las experiencias del profesor Albert Jordan de la Universidad de Concordia, que vivió en Auroville durante un año con su familia.

Fotos: mrbichel, Frederick Noronha y Matthew Winterburn