¿Recuerdan las soluciones habitacionales propuestas por la ministra María Antonia Trujillo? Levantaron una gran polémica por el tamaño sugerido para las viviendas, 35 metros cuadrados, a pesar de que hasta Ikea ha sacado modelos de decoración para ese volumen bastante ingeniosos. Sin embargo son auténticos palacios comparados con la idea del artista Gregory Lincoln Kloehn.

Kloehn reaprovecha contenedores de basura y los transforma en pequeñas (muy pequeñas) pero confortables viviendas, a juzgar por las imágenes. Pese a las limitaciones, su imaginación permite equiparlas con todo lo necesario para habitarlas: cocina, baño (la ducha quedaría en el exterior), sofá convertible en cama, calefacción (esto es fácil)… Incluso hay ventanas y una terraza.

El artista -¿o habría que llamarle arquitecto?- ofrece estas peculiares casas por 5.000 dólares. No sé si valdrían como posible solución para los desahucios porque sospecho que los bancos también serían capaces de desalojar a alguien de un contenedor de basura; además ¿dónde se pondría el domicilio? ¿Y si lo vacían los operarios de limpieza en el camión?

Vía: Dornob

  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.

2 respuestas a “Un contenedor de basura como solución habitacional”