Categorías
Ocio

Silencio, un club diseñado por David Lynch



foto por Alexandre Guirkinger

Sólo saber que el club Silencio de París está diseñado por el director de cine David Lynch ya es motivo de querer visitarlo, ya sea para criticarlo o alabarlo, pues son muchas y diferentes las reacciones que Lynch provoca entre el público, pero mayor es la atracción que su sólo nombre produce.

Si quieren visitarlo pueden hacerlo entre la medianoche y las 6 de la madrugada, que es cuando está abierto al público, pues las horas previas están reservadas a invitados y miembros.

El sitio está concebido como un lugar de encuentro entre el ocio y la cultura, con un aire de exclusividad que debe mucho a los famosos clubs ingleses para caballeros. Allí se proyectan películas, se programan retrospectivas y ciclos, se ofrecen conciertos y, como dicen en su web, una larga carta de cocktails únicos.

Pertenecer a tan selecto club cuesta 780 euros al año, 420 euros si eres menos de 30 años o vives fuera de Francia. La membresía da derecho a acceder al club acompañado de un invitado, a la primera copa, y a wifi, así como a reservar una de las 24 butacas especiales para los conciertos.

Tienen más fotos en Lynchland