La Great River Race de Londres

Sin llegar a los extremos de Venecia y su sucesión continua de regatas con ambientación histórica, la Great River Race de Londres propone una competición deportiva fluvial cuya espectacularidad concita la atención de millones de espectadores. Originada por un desafío con fines benéficos entre dos entidades relacionadas estrechamente con el mundo naval y el Támesis, los Sea Scouts y la Watermen & Lightmen Company, lo que debía limitarse a una carrera a remo entre ambas ha terminado por convertirse en una especie de carnaval no oficial cuando se sumaron otras asociaciones y equipos particulares con el único fin de divertirse.

Great River Race Londres

Y así, cada penúltimo sábado de septiembre, el legendario río que vertebra la capital británica ve sus superficie teñida de un sinfín de barcas ocupadas por extravagantes remeros, algunos bogando duramente en sus cúteres Watermen o en sus Great Race Jolly Boat por ganar el trofeo Challenge, pero la mayoría de cachondeo disfrazados de vikingos, hawaianos, griegos o payasos.

Imagino que no todos llegarán a la meta porque son 21 millas desde el punto de salida en Milwall (algo más arriba de la Torre), a las 13:30, hasta la llegada en Ham House, nada más pasar el puente de Richmond, y los ganadores emplean casi tres horas de esfuerzo. Pero, dirán los otros, ¿y lo bien que nos lo pasamos? Los interesados tendrán que estar en Londres el 24 de septiembre. Por ejemplo, buscando vuelos baratos a la capital inglesa.