Categorías
Apple Arte

Maquetas de edificios religiosos hechas con balas y armas de fuego


Hacía tiempo que no traía al blog una de esas muestras de arte realizado con objetos comunes reciclados, así que vamos con ello. Sólo que, para ser exactos, esta vez el material tiene poco de común. El artista Al Farrow, natural de San Francisco, utiliza munición de fuego como base de sus enigmáticas esculturas. Y no sólo las balas y proyectiles de diverso calibre sino también las propias armas: revólveres, pistolas, Uzis, cañones de ametralladoras… A veces les incorpora huesos y cráneos humanos, con lo que el resultado es macabro y desasosegante.

Claro que ese tono no viene sólo de la materia prima sino también del tema, porque lo que Farrow fabrica son maquetas de edificios religiosos: ermitas, catedrales, mezquitas, sinagogas… A ellas se suman mausoleos, espejos, altares y las piezas que dan nombre a la colección: relicarios. Lo dicho, una extraña conjugación, ésta de lugares de culto espiritual combinados con objetos destinados a causar la muerte. Dicha colección, llamada en inglés Reliquaries, se expone actualmente en la Catherine Clark Gallery de San Francisco.