La grieta de Dún Laoghaire

La grieta de Dún Laoghaire

Dún Laohhaire, también conocida en su versión anglosajona como Dunleary (antigua Kinsgstown, entre 1821 y 1921) es una pequeña ciudad portuaria situada al este de la República de Irlanda, a doce kilómetros de Dublín, que no tiene de especial más que un faro, el Museo Marítimo Nacional y un par de casas donde se alojaron brevemente los escritores James Joyce y Samuel Beckett. Desde luego, nada capaz de atraer un gran número de turistas. Por eso cualquier iniciativa que pasee el nombre del lugar sirve para publicitarlo.

Grieta Dún Laoghaire

Es el caso que nos ocupa. Original, sencillo y barato: una pintura en el pavimento del paseo marítimo de ésas que engañan al espectador si la mira desde determinado ángulo. Lo que pasa es que ésta mide nada menos que 185 metros cuadrados, por lo que ya es una verdadera atracción. Se titula La grieta, un nombre muy oportuno, y su autor, Edgar Müller, tardó cinco días en hacerla. Deberían conservarla.

Vía y foto: National Geographic Magazine