Categorías
Hoteles

El paraíso ibicenco con Hoteles Invisa


Uno de los paraísos españoles de fama internacional es Ibiza. La pequeña isla balear, de pasado púnico reconvertido en nuestros tiempos en símbolo de libertad y, después, emblema de diversión nocturna, sigue siendo una referencia para pasar unas vacaciones según el modelo preferido: marcha desenfrenada para algunos, relax para otros, belleza paisajística para todos.

La cadena hotelera Invisa ofrece la posibilidad de pasar unos días inolvidables en la isla pitiusa con la garantía que suponen los 50 años de experiencia de esta empresa, su Q de Calidad Turística Española (sistema de gestión de mejora continua) y el desarrollo sostenible en armonía con el entorno que mantiene, algo especialmente importante en Ibiza.

Hay ofertas para ya mismo, como el 15% de descuento para los hoteles Club Cala Verde y Club Cala Blanca si se aprovechan los días que quedan de mayo, o las tarifas a partir de 51,00 euros por noche (sólo alojamiento) para julio y agosto en el Hotel Santa Eulalia, que merece un vistazo más detallado.

Está situado en el este de la isla, en la localidad de Santa Eulalia del Río (a 15 kilómetros de la capital), con una ubicación estratégica entre el puerto deportivo, el centro comercial y la playa. Renovado recientemente, dispone de 180 habitaciones y 8 suites equipadas con todas las comodidades, además de unos servicios que incluyen un restaurante-buffet, piscina, spa y acceso a instalaciones deportivas como canchas de tenis, campo de golf, gimnasio o actividades acuáticas tipo windsurf, submarinismo, etc. Y para los que tienen que trabajar en verano, el hotel ofrece 5 salones para congresos con capacidades entre 24 y 130 personas.

Sólo queda decidirse y hacer una escapada para disfrutar del lujo cuatro estrellas de La Cala en perfecta combinación con la tranquilidad de una siesta en hamaca entre las paredes encaladas de las casa típicas, el frescor de la brisa marina aliviando el sol mediterráneo, las excursiones en barca por aguas cristalinas, los mercadillos hippies y muchas sorpresas más.

Foto: Phillip Larson