Categorías
Destinos

El fabuloso templo de Sri Meenakshi


Aunque la mayor parte de los viajes a la India suelen centrarse en la mitad norte del vasto país, en los estados de Rajastán, Mad Ya Pradesh y Uttar Pradesh, que es donde se hallan las famosas ciudades de Delhi, Jaipur, Agra, Gwailor o Benarés. lo cierto es que el sur también está lleno de maravillas. Una de ellas, que fue candidata a ser nombrada Maravilla del Mundo -sin éxito-, se puede visitar en el el extremo del subcontinente, en el estado de Tamil Nadu.

Su capital espiritual es la ciudad de Madurai, en la desembocadura del río Vaigai, donde un millón de personas viven orgullosas de uno de los templos hindúes más fantásticos que se pueden encontrar: el de Sri Meenakhsi. Se trata de un complejo sagrado de unas 6 hectáreas con forma rectangular en torno a un gran patio y estanque en el centro, ensalzado por 9 goporams, torres piramidales, la mayor de las cuales alcanza 50 metros de altura.

El edificio fue construido en el año 1560 bajo el reinado de Tirumalai (gobernante de la dinastía Nayak que regía entonces el Imperio Pandya), en honor de la diosa Meenakshi , que según la leyenda tenía tres pechos, uno de los cuales perdió al conocer a su esposo Sundareshvara, una de las múltiples encarnaciones de Siva.

Por eso es un auténtico centro de peregrinación para miles de devotos, turistas aparte, y se decidió restaurar la fabulosa decoración de los goporams: en 1950 se pintaron de vivos colores las 1.500 estatuas y altorrelieves que adornan los 4 exteriores con escenas cosmogónicas.

El estuco policromado, renovado cada década, se une a otros elementos importantes, como los otros 5 goporams interiores- -recubiertos de oro-, las 25 columnas musicales de granito -cada una suena con una nota diferente-la Sala de las Mil Columnas (en realidad 985), donde se sitúa un sencillo museo de arte religioso, o el Kulam Potramarai, un estanque en el que los fieles acuden a bañarse los primeros días de cada mes y cuando hay eclipses porque ello les supone una bendición que les traerá la felicidad.