Categorías
Tecnología

Bombillas programables y personalizables vía Wi-Fi


Desde que Edison perfeccionó la bombilla desplazando definitivamente a la luz de gas no hubo más grandes avances en la iluminación hasta la segunda mitad del siglo XX. Fueron apareciendo los tubos de neón, las bombillas de bajo consumo y los LEDs, aplicándoseles la capacidad de encenderse y apagarse automáticamente por programación o al detectar movimiento gracias a un sensor. Pero ahora se va un paso más allá.

La empresa holandesa NXP presentó recientemente un nuevo tipo de bombilla que, si triunfa y se generaliza, puede revolucionar los hogares. Es una bombilla tipo LED a la que NXP dota de un chip de su tecnología más avanzada, llamado Greenchip y que lleva integrado un circuito de control. Éste, combinado con un dispositivo móvil, sea un mando a distancia, un ordenador portátil o un iPad, permite graduar la luz a gusto del consumidor e incluso programarlo para que lo haga por sí sólo según las circunstancias que se le proporcionen como referencia.

Así, las órdenes se transmiten vía Wi-Fi mediante una señal de 2.4 GHz que no interfiere la del ordenador y permiten que las bombillas adecúen la luminosidad al momento: más luz para leer o hacer algún trabajo manual, menos al estar navegando por Internet, ninguna cuando se sale de la habitación… Se podrá hacer que las bombillas titilen cuando haya una presencia extraña en casa -un ladrón, por ejemplo-, que se enciendan solas cada cierto tiempo si el dueño se va de vacaciones e incluso elegir el color de la luz. Jim Lindop, gerente de NXP, hasta augura la posibilidad de programarlas para reaccionar ante el estado de ánimo del usuario.

Si se cumplen los planes, se comercializarán en 2012 en paquetes de cinco al precio de 50 dólares.

Vía: fastcompany