Inaugurado en Viena el nuevo Museo de Cera de Madam Tussaud


Hace poco más de dos semanas, a principios de este mes de abril, que se abrió un nuevo Museo de Cera de Madam Tussaud. En esta ocasión fue en la Riesenradplatz del Prater vienés, el parque de la capital de Austria famoso por la película de Orson Welles El tercer hombre y el estadio de fútbol del mismo nombre. Digo esta ocasión porque es el cuarto centro que la franquicia abre en Europa después de Londres (¡desde 1835!), Berlín y Amsterdam, y el décimo del mundo, pues también hay en Nueva York, Washington, Los Ángeles, Las Vegas, Bangkok y Shangai.

El sitio tiene 2.000 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas, en los que se presentan 65 figuras. Algunas, como es lógico aportan el elemento diferenciador nacional y, así, aparecen los músicos Mozart, Haydn y Strauss, el pintor Klimt, el psiquiatra Freud, el emperador Francisco José, el piloto Niki Lauda o el actor Arnold Scwarzenegger, entre otros. También se cumple la inevitable cuota de actualidad con los protagonistas de Luna Nueva, Ángela Merkel, Angelina Jolie…

Algunos están en escenarios interactivos que permiten al visitante, por ejemplo, competir con el exfutbolista del Barça Hansi Krankl en una tanda de penaltys; otros simplemente invitan a hacerse la inevitable foto, como Marlene Dietrich, que ofrece un sombrero de copa para ataviarse como ella, o Audrey Hepburn, que muestra su imagen más glamourosa (la de Desayuno con Diamantes) para retratarse sentado a su lado.

El museo abre a diario de 10:00 a 18:00 y cobra 18,50 por la entrada (14,50 los niños), aunque hay descuentos.