Categorías
Arquitectura Diseño Ecología Tecnología

Una ciudad rascacielos de dos millas de altura


Según cálculos de Naciones Unidas, dentro de tan sólo siete años las veintidós megaciudades del planeta superarán cada una los diez millones de habitantes, con todo lo que ello implica en problemas urbanos, económicos, sociales y ecológicos. Y la cosa no se detiene ahí porque, como es lógico, pronto irán incorporándose a la categoría otras conurbaciones de gran densidad poblacional. Ante este panorama empieza a perfilarse cada vez más en serio la idea de desarrollar las ciudades en vertical en vez de hacerlo en horizontal, con la ventaja de que se puede hacer de forma programada y sostenible.

En ese sentido hay que ver la propuesta de uno de los arquitectos visionarios del tema: Eugene Tsui, norteamericano de Cleveland (Ohio) pero de padres chinos. Tsui ha bocetado -de momento sólo es eso, una idea- esta gigantesca torre de 2 millas de altura (!) que deja en ridículo a todos los rascacielos existentes hasta la fecha, como se aprecia en la imagen -sí, frótense los ojos-. Se llama, muy apropiadamente, Ultima Tower, y está inspirada en un termitero africano en cuanto a forma pero en los árboles en cuanto a funcionamiento.

Construible a prueba de desastres naturales gracias a su estabilidad y aerodinámica, mide 7.000 pies de diámetro y está rodeada por un lago en todo su contorno que la surte de agua, impulsándola hacia los depósitos que hay en doce niveles. El edificio es autoabastecido de energía gracias a la combinación de células fotovoltaicas, una turbina de viento y un conversor de presión atmosférica situado en lo alto. Para subir hay 144 ascensores de aire comprimido y para moverse, vehículos eléctricos o de hidrógeno, todo ello con vistas a evitar elementos contaminantes en el interior. Las ventanas cuentan con cortavientos pero también hay balcones ajardinados. Una serie de espejos estratégicamente colocados reflejan la luz solar hacia el interior para aportar más luz y calor.

¿Serán así las ciudades del futuro? ¿Dónde valdrá más el metro de vivienda, abajo o arriba?