Categorías
Arte Destinos

Estatuas gigantes: el Buda de Laykyun Sethkar


A la hora de buscar estatuas colosales el Este se lleva la palma, sobre todo Asia, aunque también hay alguna representación europea: China, Japón, Myanmar, Tailandia, Rusia, Polonia… Casi siempre se trata de temas religiosos y, en ese sentido, hay que decir que gana Buda por goleada. En este blog ya hemos visto antes más de un ejemplo.

Hoy toca Myanmar (o Birmania, que ahora mismo ya no sé exactamente el nombre vigente porque lo cambian cada poco). Allí, enclavada en el Valle de Chindwin, cerca de Monywa (a unos 136 kilómetros de la capital, Mandalay) está la localidad de Laykyun Settkyar que, en 1996, el lugar se lanzó a una carrera -un tanto descerebrada- por presumir de tener la estatua más grande del mundo. Para ello empezaron a construir una imagen de Buda para añadirla a otra sedente que ya existía y la terminaron en 2008. Aunque no ha logrado alcanzar el récord (ése es para el Buda chino de Lushan) sí han conseguido unas medidas considerables: 116 metros de altura que, sumados a los 13,5 del pedestal, hacen un total de 129,5 metros. Medalla de plata.

Así, el nuevo Buda se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de la región, junto a las grutas de Khatakan Taung, y del país entero. De hecho, no sólo atrae turistas sino peregrinos, dado que en el interior del monumento se guardan miles de reliquias y objetos sagrados.

Foto: wikimedia