Categorías
Destinos Eventos

Vamos a contar mentiras (en Bridge Inn, Santon Bridge)


El próximo jueves 18 de noviembre el apacible pueblo inglés de Santon Bridge celebrará una singular y pintoresca competición: un concurso para determinar quién es el mayor mentiroso del mundo. O, como dicen allí, The Biggest Liar of the World.

Los habitantes de este rincón perdido del noroeste de Inglaterra tienen tradición en su tendencia a exagerar las cosas pues, aunque el evento fue creado en 1974, en realidad nació como un simpático homenaje a un vecino de tiempos victorianos que se hizo famoso por los embustes que contaba. Se llamaba Will Ritson e inició, al parecer, la costumbre de narrar las historias más asombrosas e inverosímiles acerca del condado, siendo la más recordada la que dice que los nabos de la región son tan grandes que la gente excava en ellos cobertizos para las ovejas.

Como el humor no es precisamente lo que falta, las bases del concurso excluyen a políticos y abogados porque «they are too skilled at telling porkies». O, lo que es lo mismo, «son demasiado hábiles diciendo cerdadas». El resto de participantes disponen de cinco minutos para exponer su trola. Y así, por ejemplo, en los últimos años los ganadores idearon narraciones que achacaban la orografía y otras peculiariedades geológicas del lugar a topos gigantes o hablaban de la existencia en el distrito de una piscifactoría en la que se criaban sirenas. Genio y figura. En 2008 ganó por séptima vez Johnny Graham con un cuento en el que habría volado a la vecina Escocia en un baúl que encontró bajo el mar. También tiene, de ediciones anteriores una historia sobre un submarino alemán de la Segunda Guerra mundial que desembarcó en Inglaterra para llevarse decodificadores de TV. En 2006 ganó la primera mujer, Sue Perkins, atribuyendo el cambio climático a la proliferación de camellos en las labores del campo. tres años ante lo había hecho el primer extranjero, un sudafricano llamado Abrie Krueger, que contó cómo fue coronación en un ignoto reino.

Sin duda todos son merecedores de “may be publicly billed, advertised or refered to as The Biggest Liar in the World for as long as he or the holds the title”, es decir «ser nombrado y catalogado públicamente como el Mayor Embustero del Mundo tanto tiempo como él o ella pueda mantener el título».