Categorías
Destinos Ecología

Ganna Walska Lotusland, un jardín fantástico


Los amantes de la jardinería y temas análogos probablemente ya sabrán que tienen un auténtico santuario en Montecito, Santa Bárbara. En esta localidad del estado norteamericano de California se halla uno de los jardines botánicos más peculiares del mundo, el Lotusland.

Su nombre completo es Ganna Walska Lotusland Estate y se lo debe a su creadora, la cantante de ópera Ganna Walska, fallecida en 1984. De origen polaco, su verdadera gracia era Hanna Puacz y había nacido en el último tercio del siglo XIX. Casada seis veces, tras separarse de su último marido se retiró del bel canto y compró diecisiete hectáreas de la finca conocida hasta entonces como Cuesta Linda, a la que rebautizó como Lotusland en honor de la flor de loto (le gustaba lo oriental), para crear un parque de plantas exóticas y rarezas.

Y, en efecto, el lugar es extraño, casi fantástico, recordando las representaciones del Edén o de alguna frondosa selva de ciencia ficción. Diseñado por un equipo de arquitectos, jardineros y diseñadores, aglutina setos recortados con formas animales, estanques cristalinos surcados por nenúfares, estatuas, plantas raras traídas de todo el mundo, etc.

Las visitas, en horario matutino, realizan un itinerario en el que se pueden ver las diferentes áreas en que se divide: helechos, cactos, bromelias, plantas acuáticas, tropicales, un jardín japonés, un huerto y un mariposario, entre otras (véase el plano). Mención aparte merece la zona de las cycas porque con la intención exclusiva de conseguir financiar esta colección madame Walska volvió a los escenarios en 1970; gracias a ello, el Lotusland forma parte del North American Plant Collection Consortium. Puedes usar un buscador de vuelos para ver por cuanto te saldría el viajecito.