Retomamos el tema de la Expo de Shangai con el que sin duda es el pabellón que más ha atraído la atención de prensa y público por su insólita y original forma. Se trata de la Catedral de Semillas creada por Thomas Heatherwick para representar al Reino Unido. Está formado por 60.588 fibras ópticas que recogen la luz del día y la transmiten al interior, realizando el proceso inverso durante la noche. Además cambian de color según sean mecidas por la brisa.

El nombre se debe a que en los extremos de estas fibras, que miden 7,5 metros cada una, hay encapsuladas 217.300 semillas vegetales procedentes del Millenium Seed Bank.

Turno para el anfitrión. China ha levantado un pabellón acorde con el gigantismo del propio evento: su Corona de Oriente es tres veces más grande que cualquier otro y ocupa el lugar central del recinto, siendo visible casi desde todas partes. Tiene forma de pirámide invertida recreando las tradicionales construcciones duodong del país, hechas a base de ménsulas de madera. Sin embargo muchos aseguran que recrea algo más: el pabellón japonés de la Expo de Sevilla, obra de Tadao Ando. Los arquitectos chinos He Yingtang y Ni Yang se defienden de la acusación de plagio con el argumento de que la obra de Ando sólo era la parte central de otro edifico más grande y exclusivamente decorativa, mientras que la suya es arquitectónica.

En fin… Al terminar la Expo, la Corona de Oriente pasará a ser sede del Museo Nacional de Historia y Cultura.

Vamos con más polémica para terminar hoy. El pabellón de Chile ha sido duramente criticado en su propio país, donde al parecer no ha gustado demasiado. Se le tacha de soso y de tener un aspecto exterior demasiado parecido a un centro comercial (la verdad es que sí se da un aire). Es obra de Sabbagh Arquitectos quienes, paradójicamente, han conseguido atraer a muchos visitantes al dotar a su obra de una atracción especial en el interior: el Pozo de las Antípodas. Consiste en la proyección de vídeos sobre el país andino que se ven en el fondo de un pozo, como si uno se asomara a una ventana que conectase ambos lados del globo: Chile con Shangai. Si se dan prisa, es posible que todavía consigan billetes de avión a China para la Expo.

  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.

One reply on “Los mejores pabellones de la Expo de Shangai (III)”