El Museo Nacional de Arte de Bucarest

Museo Nacional Arte Bucarest
El Museo Nacional de Arte de Bucarest es un hijo de la Revolución de 1948. Entonces, como ocurrió con otros muchos edificios de la ciudad, el palacio real Dinicu Golescu, edificio neoclásico de estilo francés -pues galo fue su arquitecto Paul Gottereau- que había sucumbido parcialmente a un incendio en 1927 para renacer ocho años después de la mano del rey Carol II, fue expropiado y entregado al pueblo. Reconvertido como alojamiento de la colección real de arte, obviamente también expropiada, trocó su sangre azul por la roja e inició así una nueva andadura.

Este interesante lugar, situado en la calle Victoriei, alberga 70.000 obras de arte y aunque actualmente es cabeza de otros tres museos más pequeños que dependen de él (el de Colecciones de Arte, el Theodor Pallady-Casa Melik y el K. H. Zambaccia), ha sido el paso de los años el que ha ido dándole forma.

Museo Nacional Arte Bucarest

Inicialmente sólo exhibía arte rumano hasta el siglo XVIII. Luego aumentó su colección y, consecuentemente, se impuso una remodelación. Bueno, en realidad fueron varias sucesivas, incorporando piezas y estilos que se estructuraron definitivamente en 2000 a torno a grandes galerías temáticas.

La Galería de Arte Rumano se halla en los dos pisos del pabellón Stirbei. En el primero, de arte antiguo, hay siete salas con 9.500 piezas culturales de Rumanía, Moldavia y Transilvania; además tres salas se dedican a la exposición de objetos religiosos de los siglos XIV al XIX (iconos, códices, cálices, etc). En el segundo piso, 8.479 pinturas y casi 2.000 esculturas de artistas rumanos contemporáneos como Constantin Brancusi, Theodore Aman y otros son visitadas desde marzo de 2001.

Museo Nacional Arte Bucarest

La de Arte Europeo fue añadida en 1951 y ubicada en la Kretulescu wing: presenta obras que abarcan desde el Renacimiento hasta las primeras décadas del siglo XX: autores como Rubens, Rembrandt, El Greco, Renoir, Delacroix, Rodin…; dispone de otras dos salas para exposiciones temporales que en 2007, por ejemplo, acogieron una rmuestra de artistas españoles. De esta galería se desgajaron, cuando aún se llamaba Universal en vez de Europea, la colección de Arte Decorativo (un millar de piezas como tapices, cerámicas, relojes y similares) y la de Arte Oriental (articulada en torno a obras de Oriente Medio musulmán y del Extremo, China y Japón -pinturas, armas, ropas…-).

Para acceder al museo lo mejor es coger el Metro Piata Romana; abre de 11:00 a 19:00 entre mayo y septiembre, una hora menos de octubre a abril.