Categorías
Destinos Hoteles

Casas trogloditas



Alojarse en una cueva no tiene que implicar necesariamente que uno vista pieles, use garrote y cace bisontes. En el llamado Altiplano de Granada, rodeado por un bello entorno natural y arqueológico, se encuentra uno de los pueblos más insólitos de España, Galera, cuyo pequeño núcleo urbano (1.400 habitantes) está compuesto por casas y cuevas excavadas en la roca.

Se trata de un tipo de arquitectura tradicional que se cree originario del siglo XVI. La roca yesífera del lugar permitió ampliar las oquedades y convertirlas en unas viviendas bioclímáticas muy bien adaptadas al clima de la zona, resultando calientes en invierno y frescas en verano con una media de 19º. Además son secas y con mucha luz, pues poseen ventanas. Redescubiertas para el turismo rural, la mayoría han sido restauradas -o están en ello- siguiendo la manera tradicional, con enseres típicos campesinos pero añadiéndoseles todas las comodidades propias del confort actual: TV, frigorífico, agua caliente…

Varias calles de Galera, como Ceuta o Huelva, están formadas por cuevas, cada una con su nombre propio. Suelen tener en torno a 100 metros cuadrados y se alquilan por precios que oscilan entre los 60 euros de la más barata en temporada baja hasta los 190 de la más cara en la alta. En otro pueblo cercano, Orce, también las hay.

Fotos: www.casacuevarural.com